Siendo madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... cómo mantenerme mujer.

sábado, 13 de diciembre de 2008

Tragarme la emoción

Por fin llegó el viernes y el tren me trajo de regreso a mi querida Valencia, a mi hogar... como en casa no se está en ningún sitio.
En la estación me esperaban mis tres hombres, ansiosos por tenerme de nuevo en casa. Me buscaban entre la multitud y por fin me encontraron. Mis peques estaban felices, me saludaban de lejos con la sonrisa de oreja a oreja. Mi marido también me saludaba, yo diría que más que feliz, aliviado de volver a verme.
Es uno de esos momentos emotivos que me hacen saltar las lágrimas, pero he desarrollado la enorme capacidad de tragarme la emoción cuando estoy en público, para mi llanto soy muy celosa. Esto me viene muy bien para no abrir cuando el sufrimiento llama a mi puerta, aunque por otro lado no soy capaz de vivir escenas apasionadas y lacrimógenas en público. Muchas veces me gustaría vivir una de esas escenas tan musicales y sentimentales donde la cámara gira y todo el mundo te mira con envidia. No es que no llore, lo que pasa es que no puedo soportar llorar en público, para mí se ha convertido en un símbolo de debilidad.
Recuerdo momentos en los que me he tragado las lágrimas.
Por ejemplo el día de mi boda... en realidad estaba tan, tan, tan feliz que ni por un segundo me entraron ganas de llorar, bueno sí, cuando entré en la iglesia del brazo de mi hermano mayor, que fue dándome empujones por todo el pasillo... es que mi hermano es muy gracioso... en realidad estaba tan nervioso como yo...
O cuando nacieron mis hijos, que tampoco lloré. Fueron cesárea los dos y estaba sola con un montón de ginecólogas, enfermeras, anestesistas, ayudantes, pediatras, auxiliares... era como llorar delante de extraños ¡¡ni hablar!! y lágrimas para dentro...
Y la muerte de mi padre habría sido uno de esos momentos en los que podría haber llorado hasta acabar harta, sin embargo me guardé el derecho a llorarle el resto de mi vida. De todas formas estando rodeada de mis hermanos es complicado llorar, más bien nos da por la risa, en el hospital mi madre tuvo que reñirnos y todo.
Sólo recuerdo haber llorado y llorado y llorado el día que llegué a casa, cuando aún vivía con mis padres, y mi madre me dijo con lágrimas en los ojos que mi mejor amiga, mi amiga del alma, la mejor amiga de todas las amigas, había muerto. Yo sólo podía decir Cristina no, mamá, Cristina no por favor... y llorar y llorar y llorar...
Después de esto me cuesta tanto llorar en público... ni siquiera cuando estoy deseando abrazar a mi familia después de cuatro días sin verles y los encuentro felices por mi regreso en la estación.

23 comentarios:

Inés dijo...

hola camaleona,

me he emocionado al leer tu escrito, eres una persona con mucha sensibilidad y a la vez muy fuerte.

a veces es bueno darse un respiro y llorar, liberarse y sentirse mejor.

te doy un abrazo muy fuerte y un beso,

sEñOr¡tA rAmOnErA dijo...

Yo soy chillona por naturaleza,
cuando suelto la primera lagrima es dificil detenerla, pero qué va siempre me acuerdo de que mi abuelo me regañaba y me decía que se me iban a secar los ojos... entonces era cuando paraba.

Me ha gustado demasiado la entrada.
Qué bonito encontrar un lugar así,
me tomaré tiempo para darme mis vueltitas.
Un beso mujer!
y un abrazo =)

Pequitas dijo...

que lindo es cuando te extrañan y más aun la forma en la que te reciben.

Lo que más he estado distanciada de mi familia ha sido solo por sábados y domingos y mis pequeños con sus caras lo dicen todo bueh con sus abrazos y esas palabras "lloré calladito en la noche porque te extrañaba ^^ me hacen sentir taan especial, o cuando me dicen mamá el papá nos hizo pasar hambre, solo él comía :s ahora la lección la he aprendido, salgo y dejo instrucciones claras y precisas y minutas o sino q vayan a comer donde tías, es mas seguro :s ( en todo caso no salgo casi nunca)
-huy q me desvié del tema - lloro, si en silencio calladita quizás se me escapan unos sollozos, en público nunca (bueh hace poco lo hice frente a una cuñada pero es q me tenían encabronada ¬¬ dije lo q tenía q decir y ya!-luego me arrepentí de haber llorado)

También creo q es símbolo de debilidad, no me gusta mostrar mi lado flaco, así es q mejor tragarse las lagrimas; suena soberbio pero es mi modo de afrontar y enfrentar mis dudas y miedos.

[aah se me olvidaba, hace poquito con Eika por la webcam, me dio vergüenza, no me sentí débil, pero sí con un poco de pena, ella se portó de lujo, lloró conmigo :D )

MARIO ALONSO dijo...

Camaleona querida... ¡por fin en casa! ¡Qué bonito recibimiento!

Yo soy tu polo opuesto. Me podría definir como "emocionalmente espontáneo", o, más sencillamente, "llorón compulsivo". La tristeza, la felicidad, la nostalgia, la pena, el dolor y, sobre todo, la emoción... provocan mis lágrimas con suma facilidad.

Jamás consideraré que esto sea un signo de debilidad, tal vez sea todo lo contrario. Tal vez los que lloramos seamos más valientes...

Pero en el fondo esto no importa. No me cabe la menor duda de que eres una mujer muy sensible (lo demuestras sobradamente), y estás en tu derecho de manifestar tus emociones (o de no hacerlo) en la forma y lugar que tú elijas.

Besitos...

VIVIR dijo...

Se ve que eres una mujer fuerte...
yo sin embargo me emociono en segundos donde me coja y lloro sin poderlo remediar en cualquier sitio...

Decia aquel torero Córdobes... Rafael El Gallo: "Ca uno es ca uno y ca cual es ca cual"

jajajajajajajaja

Te seguiré...

Io dijo...

Hola Camaleona!

Te echábamos de menos!

Me he emocionado leyendo tus sentidas palabras. Espero que algún día encuentres a otra Cristina, aunque sé por experiencia que el vacío que deja la ausencia no se llena jamás.

En mi opinión, yo creo que deberías apartar de tu lado ese exceso de celo. Llorar sienta bien, si lo reprimes por estar en público tal vez ya no te salga cuando estés en privado. Y cuando el llanto se queda sin salir, oprime mucho.

A mí me cuesta mucho llorar, así que, cuando noto que afloran las lágrimas, procuro darles vía libre. He llegado incluso a montar algún "numerito" en mi propia tienda, el fatídico 11-M o el día en que falleció mi hermano y yo me enteré cuando me encontraba sola, atendiendo a un cliente.

En cualquier caso, no puedo por menos que darte la enhorabuena por tener tan generosa carga de sentimientos en tu interior.

Un millón de besos.

Misread dijo...

oh camaleona:)
tu blog me parece muy interesante, un gran beso!
te sigo

carlos dijo...

El cine,con sus artilugiosy técnicos y efectos especiales consiguen hacernos emocionarnos,pero nunca podrá superar esos momentos personales,esos mundos o instantes de segundos que parecen eternos,en donde las lágrimas no pueden ser contenidas,ya en público ya una vez a solas.Y tus palabras no podían expresarlo mejor.
Aunque no salieran esa lágrimas seguro que pudieron percibir en el brillo de tus ojos la emoción que tenías.
Enhorabuena por estar ya junto a los tuyos y a disfrutar de unos días que os deseo sean geniales!!

Paco Guerrero dijo...

que fluya la emocion del alma y del corazon,eso es lo que senti cuando estaba leyendo tus palabras.
un abrazo.....

Patricia dijo...

Se siente el amor que le tienes a tu familia en cada palabra, ese amor que lo demuestras en cada vivencia...callas el llanto y que importa si gritas el amor? :)
un beso,

Mei dijo...

Yo no puedo soportar tragarme las lágrimas, aunque alguna vez lo hago para no preocupar a los demás. Pero odio ese nudo en la garganta que me ahoga y no me deja ni hablar.

Pegasus 21 dijo...

camaleona:)lo que contaste de la estación me remontó a mi época de campamentos cuando todos los padres del cntingente no esperaban anciosos en la terminal de trenes.
Las emociones en mi caso y por lo general dejo que me lleven y dejar caer algún lagrimón puede ayudar mucho, he tenido que tragar emociones mas cuando uno es el soporte emocional de la familia, no es facil ni lindo pero en esos momentos es lo que hay.
besos y abrazos por montones...

nsdi dijo...

Nunca se sabe si es mejor o peor soltar la lágrima.
Yo creo que con el tiempo, al contrario de lo que creo que suele ocurrir, me estoy volviendo más llorón (o sentimental, que suena mejor).

Nerina Thomas dijo...

El dolor de la partida de tu amiga tan querida, te hizo crecer amiga.Se hace a través del dolor también.
Uno madura antes los golpes crudos.
Te cuento, que yo no lloré en la partida de mi hija de 19 años ni a los tres meses justos se fue mi viejo, de pena.
Lloré y lloro sola. Cuando tengo deseos de hacerlo.
Uno crece y siempre digo, me he laserado.
Bienvenida a mi vida!!
Pasa a retirar por mi casita, un presente navideño que he preparado para mis amigos los bloggeros, como tu.
un mimo al alma!!

yomepregunto dijo...

REALMENTE ME HE LEIDO TODO.. Y PUEDO DECIRTE QUE SOSS UNA MUJER CON TODAS LAS LETRAS..
ES ADMIRABLE..
PORQ PESE A LAS DIFICULTADES O LAS COSAS QUE NOS PASAN SEGUIS FUERTE.. Y SOSTENIENDO A TUS SERES QUERIDOS..

RESPECTO A TU POST.. A MEDIDA Q CRECEMOS Y VAMOS SINTIENDO LOS GOLPES QUE NOS DA LA VIDA.. VAMOS ENDURECIENDONOS.. Y NOS VA COSTANDO DEMOSTRAR NUESTROS SENTIMIENTOS..
PEROO ES IMPORTANTE HACERLO AUNQUE NOS CUESTE..

RECIEN EMPIEZO CON LOS POST PRO ME ENCANTARIA QUE TE PASES Y ME COMENTES QUE TE PARECIO...

LAS CRITICAS CONSTRUCTIVAS SON SIEMPRE BIENVENIDAS..

TE DESEO LO MEJOR

atte
yomepreguntoo

andrea dijo...

hola bueno no se ni como empezar a veces si cuesta llorar en publico, yo soyu como tu me niego a llorar en publico, ni cuando se murio mi abuelo el ser más querido llore aunque pude no lo hice. auqnue es bueno permitirse unas cuantas lagrimas en público.
bueno saludos feliz navidad.

Tony dijo...

Es fuerte quien sabe aguantar el llanto, peor es más fuerte quien sabe llorar en el momento indicado.


un saludo "paisana"

Gema dijo...

Si mi almohada hablara de lagrimas....
Gracias por pasarte siempre

ardiQ dijo...

¿llorar para adentro? uyyy eso casi ni se ve......

Llorar, reirse, encabronarse, creo esas cosas si las podemos compartir, animo amiga hay que ser chillones, risueños aun en público.

Ki dijo...

Siempre pensé que reprimir el llorar era exclusividad de hombres. Es así como nos sentimos nosotros muchas veces, y adoptamos formas para evitar mostrarnos frágiles ante los demás...

Un beso!

Camaleona dijo...

Inés, es que después de llorar me encuentro muuucho peor.

Señorita ramonera, pues igual tu abuelo tenía razón y los ojos terminan por secarse si lloras mucho.

Pequitas, tragarse la pena y guardarla para cuando estás a solas no me parece soberbia.

Mario Alonso, en realidad yo también soy de fácil emoción, lo que pasa es que me da vergüenza llorar delante de otros, me hace sentirme débil ante ellos.

Vivir, pues sí, cada uno es como es y cada uno hace lo que puede para afrontar los sentimientos.

Io, es que llorar delante de otros normalmente no me resuelve nada y tampoco hace que me encuentre mejor.

Misread, gracias por venir a verme.

Carlos, estoy segura de que mis peques sintieron mi alegría por estar de nuevo con ellos, y sé seguro que mi marido notó mi emoción.

Paco Guerrero, te aseguro que la emoción fluye por mis venas, soy sensiblera como la que más.

Patricia, pues sí, no hay nada como estar fuera para desear volver a mi hogar. Y mi hogar es allá donde estén ellos.

Mei, una amiga me enseñó un truco para no llorar, poner la lengua en el paladar. ¡A mi amiga y a mí nos funciona! y así no siento el nudo en la garganta.

Pegasus21, seguro que has tenido que hacerte fuerte aunque fuese a tu pesar... Animo.

Nsdi, pues adelante con las lágrimas. Lo importante es hacer lo que a cada uno más le sirva.

Nerina Thomas, yo también me he guardado el derecho a llorar el resto de mis días la pérdida de mi padre y de mi amiga del alma, y te aseguro que cada día les echo de menos.

Yomepregunto, muchas gracias por tu visita y tu interés. He intentado conectarme a tu perfil y no he podido.

Andrea, sí, de vez en cuando es inevitable.

Tony, siempre me he preguntado quién es más fuerte, si el que nunca cae o el que cae y siempre se levanta.

Gema, un día te contaré algo de mi almohada... que ha viajado conmigo a todos los rincones por los que he pasado.

Ardiq, siempre me estoy riendo, y mucho, creo que si me vieran llorar, más de uno se sorprendería.

Ki, todos tenemos un lado masculino y otro femenino, así que igual este es mi lado masculino...

Esteban dijo...

Camaleona, yo también tube la mala suerte de perder a mi mejor amiga, en novienbre hiso 14 años y no hay un día que no me acuerde de ella.
Me gusta como escribes así que me dare alguna que otra vuelta por tu blog.

Un beso

Camaleona dijo...

Esteban, la pérdida de un ser querido es lo único que no tiene vuelta es lo único imposible de arreglar. Gracias por venir a verme.

este es el diario

de una madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... que intenta seguir siendo y sintiéndose MUJER