Siendo madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... cómo mantenerme mujer.

domingo, 7 de diciembre de 2008

Sexto sentido

Cada vez estoy más convencida de que los niños tienen un sexto sentido que les hace entender incluso aquello que los mayores intentemos no exteriorizar.
El ejemplo más cercano lo estoy viviendo justo estos últimos días. Tendré que dormir fuera de casa por motivos de trabajo toda la semana que viene. Es la primera vez que me separo tanto tiempo de ellos. Papá y mamá están un poco nerviosos por este motivo. Podríamos decir que papá está atacado de pensar lo que le viene encima, y mamá tiene cierto sentimiento de culpa por irse una semana lejos de su familia. Los niños detectan el nerviosismo general que intentamos no exteriorizar y están especialmente desobedientes, llorones y estresantes...
No es que vaya a pasar nada, ya que mi marido está acostumbrado a cuidar de los peques, se podría decir que compartimos bastante las tareas del hogar, pero la tensión de los momentos estelares del día no se la quita ni el más pintado. Yo estoy tranquila sabiendo que todos estarán bien, pero siempre pienso que preferiría que se fuese él de viaje y quedarme yo sola con los dos, me organizo mucho mejor y estoy más acostumbrada a convivir con el estrés.
El mayor es un chaval muy cuadriculado y acepta bastante mal los cambios, así que siempre que va a haber uno le avisamos con tiempo. Llevo varios días diciéndole que esta semana estaré en Madrid. El me dice que sí mamá que ya me lo has dicho, y no entiende el significado de que mami no esté una semana. Al peque también se lo digo, me mira y se parte de risa, tampoco le preocupa lo más mínimo. También es cierto que no se lo explico en plan dramático, y más bien les cuento que qué guay que cuando mami vuelva de Madrid pondremos el belén, adornaremos la casa para preparar la Navidad y haremos las postales de todos los tíos, primos y abuelos.
Cuando vuelva no sé lo que me encontraré. Bueno sí, mi casa super-ordenada será un campo de batalla, de eso estoy segura. También es posible es que el mayor haya ido a su primera competición de kárate con el karategui hecho un asco. Y lo más seguro es que el pequeño vaya a la guarde sin babero o sin pechito ningún día. Puede ser que la lavadora o la secadora dejen de funcionar misteriosamente, mi marido las odia a las dos porque las tengo todo el día en funcionamiento. Y otras sorpresas que no puedo ni imaginar...

12 comentarios:

MARIO ALONSO dijo...

Pues yo creo los niños vivirán la semana como algo novedoso, y se adaptarán bien, como casi siempre. Los niños muchas veces asumen los cambios mejor que los adultos... así que el mayor traume le va a tocar al papá.

Espero que la lavadora y la secadora sigan funcionando.

Que tengas buena semana en Madrid.

Besos.

andrea dijo...

bueno te deseo que la pases muy en madrid, bueno y por lo demás no te preocupes seguro tu esposo hace un buen trabajo cuidando a los niños, los hombres a veces asombran con la capacidad que tiene de hacerse cargo de las cosas. jaja saludos y suerte en madrid.

Inés dijo...

A ver si nos vemos por Madrid!a mi me encantaría

Camaleona, no te preocupes tanto, el tiempo pasa volando y ellos aprenderán a apreciar todo lo que hace mamá y también serán más responsables, sin olvidar que harán equipo los tres.

Disfruta de la semana, aprovechala y no te distraigas, todo estará bien.

...espero que de ánimo estés muy bien, me dejaste preocupada con tu último comentario.

muchos besos y un abrazo,

Montxu dijo...

Me imagino una semana de intensas llamaditas y muchos mimos para los pekes por teléfono.

Buena semana en los Madriles.


Agur un saludo.

Paco Guerrero dijo...

confia,en el,que todo saldra bien.
buen viaje

aLba dijo...

yo de pequeña tenia ese sext sentido ... pero aun creo que me queda algo :)

Io dijo...

Que te vaya muy bien en Madrid.

Y no te preocupes demasiado por los desastres que puedas encontrar en casa cuando vuelvas, je,je. Lo más importante es que todos te cogerán con más ganas. Y tú a ellos. Y luego, a repartirse las labores de reorganización.

Un besazo grande.

P.D. Saluda a mi familia si les ves, je,je.

Ki dijo...

Esas pequeñas separaciones son importantes de vez en cuando, hace que valoremos mas a las personas que tenemos a lado (algo que no vemos muchas veces, porque las tenemos siempre a cerca)

Mucha suerte en tu trabajo!
Beso

ALMAGRISS dijo...

Sinceramente, creo que los niños lo van a pasar mejor que los padres... pero que sobreprotectores nos volvemos cuando tenemos peques eh? (lo he visto en las pelis... que yo de madre por el momento ná de ná, jejeje)
Un besazo (lo superarás, aunque te encuentres la casa destrozada...)

J. eMe. dijo...

Gracias Camaleona, te has convertido en una fiel amiga y espero los comentarios a mis entradas. Estoy seguro de que ya lo estás superando. Animo.

Tony dijo...

Es el poder de la intuición.
Creo que se pierde con el tiempo......


Un saludo

Camaleona dijo...

Mario Alonso, efectivamente el mayor trauma ha sido para papi... aunque ahora tengo a los niños pegados todo el día buscando besos y abrazos de mamá.

Andrea, la verdad es que mi marido me ha sorprendido. No hay nada como desaparecer unos días para que vuelva a asumir responsabilidades.

Inés, tenías razón, al final el tiempo pasó volvando, y cuando me di cuenta estaba de nuevo con ellos.

Montxu, no te creas, no soy muy buena con el teléfono... los mimos los estoy pagando ahora.

Paco Guerrero, pues sí, todo ha salido bien...

Alba, pues intenta no perderlo, te vendrá bien en muchas ocasiones.

Io, la verdad es que mi marido se ha encargado de todo estos días, pero en cuanto he vuelto todo se ha reorganizado rápidamente como antes.

Ki, tienes razón, no hay nada como irse para darse cuenta de lo bien que se está en casa.

Almagriss, por suerte la casa estaba en su sitio, hasta el cesto de la ropa sucia estaba vacío...

J.eMe, gracias a ti por tener un lugar tan rico para visitar.

Tony, la intución se pierde junto con la inocencia, creo.

este es el diario

de una madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... que intenta seguir siendo y sintiéndose MUJER