Siendo madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... cómo mantenerme mujer.

martes, 28 de agosto de 2012

Busco un enfoque

Mi hermana se va. Ya se ha ido. Con su marido y sus tres hijos. Mis sobrinos. Unos años. A vivir al extranjero. Busco un enfoque a esta situación. La de no tenerla cerca. Físicamente. La de que ella no nos tenga cerca. A su familia. A sus amigos. Físicamente. Se va el torbellino. La que nos moviliza a todos. La echaré de menos. Mucho. Un montón. Ahora que tendré más tiempo. Para estar juntas. Pues vaya.

Igual lo acepto. Y va y me parece bien. No somos dramáticas. Ninguna de las dos. Nos enseñaron a no serlo. Y buscamos el lado positivo. Por ejemplo una casa en el extranjero. Una nueva ciudad para visitar. Una aventura para ella. Con ese culo de mal asiento. Una oportunidad para su familia. Para sus hijos. Un poco de distancia. Para encontrar una nueva perspectiva. Una nueva forma de enfocar la vida. Las relaciones. Busco la risa. Para dársela. Pero tendremos que reírnos de otra cosa. De la mar y sus arenas. Porque su marcha no le hace ni pizca de gracia. Sería como traicionarla. Porque a ella le parece fatal. Igual siente que nos abandona. O que nos acostumbraremos a su vacío. Pero eso es imposible. Imposible llenar tanta vitalidad. Tanto empuje. El mensaje tiene que ser optimista. ¿Que estos años pasarán volando? ¿Que la tecnología acorta distancias? ¿Y las compañías "low cost" también? ¿Que les va a venir de maravilla? ¿Y a ella también? ¿Y hasta a nosotros? ¿Y a nosotras? ¿Que el tiempo todo lo cura?

O igual va y no lo acepto. Y también me parece fatal. Y me deprimo. Y por una vez nos da por dramatizar. Que de vez en cuando también tenemos derecho. Que ya está bien. Y me preocupo por ella. Mucho. Un montón. Porque se va sin fuerzas. Por si se siente sola. Y lejos. Por si nos siente distantes. En la distancia. No tiene ganas. Ni quiere nuevos valores. Los suyos están asentados. Los tiene claros. La familia. Los amigos. Las relaciones. Sus relaciones. Quizás no se acostumbre. Ni nosotros. En plan egoísta. La quiero conmigo. Con mi madre. Es la única que consigue sacarla. La quiero con mi bebé. Quiero a sus hijos con los míos. En las extraescolares. Ella odia las mentiras piadosas. Nada de optimismo si lo que ve es de color negro. Para qué nos vamos a engañar. También odia que intenten convencerla de lo que no es. Lo que no es para ella. Que se vaya es una patata patatera. ¿Cómo la voy a proteger si se va al quinto churro?

Mi hermana se va. Lo quiera o no. Y yo sigo buscando un enfoque. Que nos guste. A todos. Busco billetes mientras no encuentro el enfoque. Para ir cuanto antes. Con ella. Con ellos. Los cinco. Con ellos cinco. Todos juntos. Al montón cagallón. Como nos gusta a nosotras.

8 comentarios:

encantadadelavida dijo...

Pues que estamos vivos. Y sanos. Y así se puede seguir riendo. Y dramatizando si nos da la gana.

encantadadelavida dijo...

Y que nadie se siente solo si hay una sola persona que le entiende. Y estás tú.

Alba Úriz dijo...

Te tiene. Eres su hermana, ese lazo no se rompe. Y os queréis, eso hará que sigáis adelante. BESOS.

Rebeca dijo...

Camaleona...ufff...que te voy a decir yo si me hermano hace un mes que está en Suécia, y ayer aún le pregunté a mi madre si iba a llegar pronto de la universidad esa tarde. Me da miedo que se pierda nuestra complicidad, que se borren los espacios, que pueda estar mal y no tener a nadie, y supongo que lo mismo sientes tú, pero bueno, con mi mejor amiga en Inglaterra desde hace diez años, he aprendido que hay vinculos indisolubles y que con el tiempo cada vez nos queremos más, y bueno visitar países con excusas esta guay.

Muchos ánimos guapa!! a ti y también a ella.

Claire dijo...

Hola! Pues que pena que se tenga que marchar... no debe de ser facil ser optimista cuando sabes que la distancia va a estar ahí sí o sí.. desear que vuelva pronto..y el tiempo, que pase el tiempo que lo que es cierto es que las personas nos adaptamos a todo. Tanto a lo bueno como a lo malo. Mucho ánimo y aunque os tengáis que separar sé consciente de lo afortunada que eres por sentirte tan unida a tu hermana.
Besos.

Camaleona dijo...

encantadadelavida, ya pero estoy lejos, buaaaaa!!!!!

Alba Úriz, es cierto, el lazo que nos une no se rompe de ninguna de las maneras...

Rebeca, gracias por los ánimos :)

Claire, sí, sabemos que somos afortunadas por tenernos...

paula sd dijo...

Mi hermana se ha ido hace un mes.....no sabes cómo te entiendo. yo me lo tomé un poco peor al principio....

http://www.yonosoysuperwoman.blogspot.com.es/2013/04/momentos-pantojiles.html

Jaime Santo dijo...

Interesante blog, en especial por los puntos importantes que aportas, es cada vez más difícil interesarse por blogs y que hablen de temas interesantes.

Hoteles en Jurica

este es el diario

de una madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... que intenta seguir siendo y sintiéndose MUJER