Siendo madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... cómo mantenerme mujer.

miércoles, 26 de enero de 2011

Noches en vela

La gente pasa noches en vela cuando disfruta de verdaderas juergas morunas, o de locas noches de pasión. Otras personas, las que su situación se acerca más a la mía, suelen pasar noches en vela cuando sus hijos están enfermos. Pero yo no, mis noches en vela son diferentes, las padezco cuando mi marido está enfermo.
Recuerdo con especial cariño unas Navidades que se me ocurrió invitar a un montón de mis sobrinos a dormir a casa, en total siete niños cuyas edades oscilaban entre los doce años y unos cuantos meses. Creo que mi marido no estaba muy contento pero no me lo dijo directamente, simplemente me lo hizo saber poniéndose enfermo. Empezó con unas crisis de escalofríos, que en caso de persona normal vendrían acompañadas de fiebres altas, pero en su caso no, él las acompañaba simplemente de delirios. Y cuando estaba yo preparando la cena a los niños, mientras bañaba a los pequeños con la ayuda de mi sobrina mayor, que es un cielo de niña todo hay que decirlo, mi marido me llamaba desde la habitación y me daba diferentes consejos para ayudarme en ese trance, “no le des café a los niños”, en eso estaba pensando yo, en darles café para ponerles un poquito más nerviosos, claro. Al cabo de un rato, mientras daba de cenar a las fieras, me volvía a llamar para preguntarme “¿cómo va la partida de póker?” a lo que yo contestaba que fenomenal que nuestro hijo pequeño, que en aquel entonces tenía seis meses, iba ganando y gracias a él nos íbamos a retirar. Y cuando estaba intentando que los siete niños se fueran a dormir metidos en cuatro camas y una cuna volvió a llamarme “cariño, dónde has metido los videos de cocina”, esa sí que me dejó bloqueada, en casa no tenemos vídeos de cocina, pero es igual, le contesté que en el armario de la cocina y parece que se quedó más tranquilo. Así pasó la noche, llegué a asustarme tanto que pensé llamar a una ambulancia para que se lo llevaran al hospital.
Desde hace tres días está enfermo, tiene un poco de fiebre y le duele la garganta. Y yo desde hace tres días no duermo nada. La primera noche la pasó llamándome y lamentándose “cariiiiño” “aaaay” “oooooy” “cariiiiño” “aaaaay” “fríiiio” “dueeele” “aaaay”. La segunda noche, previa a que yo tuviera un viaje a Madrid la pasó delirando “cariño” “¿qué es ese ruido?” “hay alguien ahí” “¿quién es?” lo cual me aterrorizaba bastante, y después de estar trajinando durante casi dos horas de madrugada llevándole y trayéndole cosas para que se encontrara un poco mejor conseguí acostarme y continuó “cariño” “qué buena eres” “lo siento” “eres muy buena conmigo” lo cual hizo que me entrara un ataque nervioso de risa y empecé a carcajada limpia a suplicarle que se callara que necesitaba dormir un poco y entonces me contestó muy disgustado “si yo no estoy hablando”, ah vale, serán imaginaciones mías.
Pero esta tercera noche está siendo la mejor de las tres, no quiero ni pensar mañana. Hace una hora me ha despertado diciendo que se moría del dolor de oídos. Como yo he sufrido ese dolor y sé que es insoportable he decidido llamar al médico, que ha venido hace un momento y le ha dicho que tiene una laringitis que se cura con ibuprofeno, paracetamol y caramelos suavizantes de garganta, como es vírica, que no bacteriana, no se cura con antibiótico. Y aquí me ha dejado el médico, con mi marido cabreadísimo y despotricando porque no se lo ha tomado en serio y porque no le ha dado ninguna cura milagrosa de una sola pastilla. Bueno pastilla no, sobrecito porque las pastillas no se las puede tragar, que más de una madrugada me ha tocado salir a buscar una farmacia de urgencias para comprar una medicina y al cabo de un rato me ha tocado volver a la misma farmacia para cambiar la medicina por otra de sobrecitos.
Así que nada, aquí estoy, pasando la noche. Voy a ver si me cuelo en la cama sin que se entere y puedo dormir un poquito.

18 comentarios:

kira permanyer dijo...

que graciosa! yo lo que he sufrido son las migrañas de mi marido: llega a casa, se estira en la cama y se cierra todas las persianas. Paño frío en la frente, ibuprofeno y a dormir. Que no está mal si vives solo, con dos peques raro... quien los atiende? yo...
Esta ha sido también mi noche: peque de 3 años similar a una fuente (vomitando y con diarreas, a veces al mismo tiempo....) fiebre, mamitis aguda y dolor de barriga manifestandose cada 3 segundos en su linda voz... Animo! hoy a trabajar, reunión importante y maquillaje a raudales...

María José dijo...

jajajajaja
tu marido es peor que las guaguas!!!!

ánimo!!! quedan poquitas horas para que se recupere y puedas caer a los brazos de morfeo!

Annick dijo...

No hay nada peor , no un marido enfermo , sino uno que cree que esta MUY enfermo .
Amiga , animo y que se te sea leve !

Besos desde Málaga.

barbaria dijo...

Jajaja, lo siento Camaleona, mucho, de verdad.
Lamento que tu marido esté enfermo y espero que se recupere pronto.
Que los hombres en general y los maridos en particular son unos enfermos terribles es cosa sabida, y perdona que me ría pero lo de tu marido es impresionante, dormir no dormirás pero no digas que no estás entretenida.

CISNE dijo...

Hija que nochecitas! es que son como niños,les gusta los mimos,las atenciones,si les duele un dedo...parece que les han cortado la mano,son asi...como niños...lo has contado con mucha gracia,espero que ya este bien y puedas dormir!

Rebeca dijo...

Qué divertido y qué celosín! Creo que es el niño que necesita más cuidados de los 3 que tienes, en fin.

Indignante que no te den una pastilla para curarlo todo ipso facto ¡qué se habrán pensado estos médicos! ja,ja

Camaleona dijo...

kira permanyer, vamos que me entiendes perfectamente.

María José, lo malo es que ahora la que ha caído mala soy yo... pero sin quejarme, claro.

Annick, me grabo tu frase ¡¡me encanta!!

barbaria, tienes razón, me hace reír hasta cuando está malísimo, debería aprender a sacarle la parte buena a las cosas :(

Cisne, él está fenomenal, ahora la que está para el arrastre soy yo.

Rebeca, yo me mondaba de la risa, es que estaba realmente cabreadísimo porque el médico sólo le había recetado paracetamol, ibuprofeno y caramelos para la garganta...

La proxima ex dijo...

No sabes CUANTO te entiendo! tuve una nena hermosa hace 1 año y medio, recién hace unos meses puedo dormir, de vez en cuando, bastante seguido mi querido marido me da dolores de cabeza, iguales a los que yo le daba a mi madre a los 17 años!
Ayer decidí ser mas mujer, y ponerme en prioridad, al menos un poquito! empece el gimnasio, ahora me duele todo jaja no me puedo agachaaar!, pero viste que por lo general las nenas nos cuidamos o aprendemos a cuidarnos solas. Me gusta tu blog! una seguidora mas! :D

Nuria dijo...

jajaja. ay lo que me he reido...sobre todo imaginando la acojonera que pillarías cuando te decía que oía ruiditos....jajajaja.
Y encima te lo pega! Espero que te hayas puesto buena ya. Un abrazo

Yandros dijo...

Que partida de arpías criticando al pobre marido jajajajaj
Pues hace bien en ponerse malo de ve en cuando , que poco a poco los maridos siempre acabamos en el último escalón de la importancia familiar hombre ya!
Un abrazo para el marido, que tú ya tienes muchos! (Abrazos, no maridos jajaja)

acoolgirl dijo...

Tengo que reconocer que me he reído... aunque no debería, pobre hombre... y pobre tú!!

Espero que, en estos días que hace desde que escribiste, ya se encuentre recuperado totalmente.

Un besoteee

Carlos dijo...

Extraes a la realidad, tan seria ella siempre, esa sonrisa que no es sino el arte tuyo para poder con todo.

Gracias y seguiré este blog otros cuatro años :)
Un abrazo!

NEURIWOMAN dijo...

La verdad es que son como niños, no se si es que vienen muy mimados ya de sus mamis o aprovechan nuestro punto debil.

Besos.

VIVIR dijo...

jajajajajajajajajajajajaja

Lo tuyo es de arte puro y duro... y mi primo (tu mario) ¡no vea lo gitano que es!!! ochu ochu ochu quearte tiene mi primo y tu por llevarlo a compás....

Vamos a ver la vejez que te va a dar mi primo..... ¿que? jajajajajajajajajajaja

María dijo...

Hola, Camaleona:

Qué bien lo dejas contado y con tanta soltura y gracia jajaj pero la verdad mal se pasa cuando hay que estar las noches en vela, que como bien dices, puede ser por muy diferentes motivos, pero lo peor de todo es cuando se trata de algún familiar enfermo.

Un beso.

Camaleona dijo...

La proxima ex, pues sí, aguantamos mejor la enfermedad.


Nuria, pasé un montón de miedo, porque a veces soy un poco loca con los ruidos de casa, y aún más los nocturnos :P

Yandros, tienes toda la razón, las mujeres, además de aguantar mejor las enfermedades, somos una panda de arpías :D

acoolgirl, él ya está bien, yo voy por el segundo constipado del invierno, pero él duerme como un lirón...

Carlos, eso intento, buscar el lado divertido de todas las cosas.

NEURIWOMAN, y yo que estoy criando a otros dos que darán morcillas a sus parejas :(

VIVIR, sí que es un gitano, sí.

María, al menos ya se encuentra mejor.

Patricia dijo...

Camaleonita!! Que alegria encontrarte nuevamente!!
Menudos dias veo pasaste con la enfermedad de tu media naranja...lo mejor es que haga gargaras de agua tibia con sal. Ojala se recupere pronto y no sea tonsilitis, cuidense si? que alegria "verte" nuevamente,
besos,

Camaleona dijo...

Patricia, yo también me alegro de que hayas vuelto.

este es el diario

de una madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... que intenta seguir siendo y sintiéndose MUJER