Siendo madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... cómo mantenerme mujer.

martes, 7 de diciembre de 2010

Negociaciones con los pequeños de la casa

A veces negociar con mis hijos es divertidísimo, pero otras veces me joroba bastante tener que hacerlo, especialmente cuando se trata de cosas que hay que hacer y punto, por ejemplo comer solos, recoger los juguetes, irse a dormir, hacer los deberes, vestirse solos... Como es obvio, los niños no nacen sabiendo que todas estas cosas hay que hacerlas cuando hay que hacerlas y como hay que hacerlas, sino que es nuestra labor crear el hábito con paciencia, disciplina, y todo eso que nos cuentan siempre.
Desde que empezó el curso estoy aplicando todas las técnicas que conozco, las que desconozco y las que me invento sobre la marcha, para que mi hijo pequeño de tres años se vista y desayune en el tiempo que tiene por las mañanas. Al principio solía ponerme un pelín nerviosa porque veía que llegaba el momento de salir de casa para ir al colegio y el chaval todavía andaba por la casa descalzo y sin vestir, rondándonos a su padre y a mí, buscando la excusa perfecta para empezar a llorar.
Así que hablé con la seño que tiene este año y le avisé de que igual un día el niño llegaba al cole en pijama y con la bolsita de la ropa para vestirse en clase. La seño se resignó, pero me respaldó. Hubo un día que se hizo la hora de ir al colegio y como él sólo llevaba la ropa interior, puse en una bolsa el resto de la ropa y los zapatos y abrí la puerta de casa tranquilamente:
- ¡¡Vale chicos, que nos vamos!! Poneros las chaquetas no vaya a ser que os enfriéis.
- ¡¡Quiero vestirme!! Buaaaaaaaaaaaa – gritaba el chiquillo.
- ¡Claro que sí, cariño! – siempre nos dicen que tenemos que ser positivos – En cuanto llegues a clase coges la ropa de la bolsa y te vistes.
Con toda la calma que fui capaz, salí de casa y le di la bolsa de la ropa, él tardó en vestirse el tiempo que el ascensor tardó en llegar a nuestro rellano. Así que me dejó bien claro que está perfectamente capacitado para vestirse en un santiamén.
Pensando que ya estaba bien de tomaduras de pelo, preparé el plan de ataque definitivo, al fin y al cabo la adulta soy yo y se supone que debo tener más recursos que mi pequeño tirano. Compré un temporizador de esos de cocina y le expliqué que si se vestía y desayunaba en el tiempo que mamá marcara en el nuevo reloj, podría darme una sorpresa escondiéndose para que yo le encontrara. Además le pintaría una cara sonriente en la mano y le daría tiempo de jugar o de ver la tele. ¡¡Vamos!!, mejor no se lo podía plantear.
Y con todo este rollo estamos, lo cual hace que me pregunte si realmente vale la pena, con lo fácil que sería vestirle yo y ya está. Total, cuando tenga quince años de todas formas sabrá vestirse solo.
Pero luego recuerdo lo contentos y orgullosos que se ponen con cada nuevo logro, cada vez que consiguen hacer algo sin nuestra ayuda. Se sienten más independientes, más mayores. Y a mí me da tiempo de hacer otras cosas por la mañana. Así que tendré que apechugar y continuar con el relojito hasta convertirlo en hábito.

22 comentarios:

Nieves LM dijo...

Me parece perfecta tu estrategia. Como bien dices es más trabajo todo eso que vestirlo tú en dos minutos. Pero como no se trata de eso, verdad? Se trata de que cojan el hábito, y sobre todo de que aprendan que no se pueden salirse siempre con la suya. Hoy no me visto, mañana no estudio, y cuando sea adulto que no tenga normas y sea un frustrado al no conseguir todo lo que desee.
Enhorabuena por la educación que se entrevé le estás dando.

Moa dijo...

Hola,
Me ha encantado leer mi día a día con la peque mía...jajajaja
depende del día llora desde q se levanta o está del mejor humor del mundo mundial!!!
Así que yo también le aplico la técnica de: "Qué vergüenza, te van a ver desnuda en el cole!!! o despeinada!!! o sin desayunar!!!
y por ahora funcionan.... sin ningún tipo de negociación, pq hay q hacerlo y punto.... la única recompensa es q si es la primera en hacerlo puede tener el "honor" de bajar las llaves del coche y abrirlo ella!!!
En fin, en este mundo de ser padres, nadie tiene la ley, cada uno lo aplica según lo va necesitando o va funcionando...
Felicidades por tu blog.
Saludos,
Moa

Annick dijo...

Claro que sería más facil de hacer todas esas cosas las mamas, pero ....en eso consiste educar a los hijos .
Enhorabuena y paciencia , que todo llega en el momento preciso .

Besos desde Málaga.

mmarde dijo...

Eso. Tú sigue con el relojito y cuando lo consigas, no lo tires. Te servirá para conseguir que haga los deberes solo, se duche solo, se haga la cama solo... Si es que esto es un no parar.

Bambú dijo...

Mucho ánimo! Cuesta mucho trabajo pero la satisfacción, aunque dura un segundo es inmensa.

El Drac dijo...

Tienes grandes dotes de negociadora; con esos pequeñines se cumple el dicho " si no puedes vencerlos ¡únete a ellos! claro taimadamente

Un tipo dijo...

Sus entradas siempre me sacan una sonrisa de inocencia. Copiaré su estrategia para "auto-aplicármela" :)


Un saludo.

rOo RAMONE dijo...

:) He salido al fin de vacaciones, espero que sigas narrando tus historias de mamá increíble y podernos comentar como siempre
te mando un abrazOte hermosa mujer
y me encanta tu familia asi que mandales arcoiris de mil colores, que ahorita nos vienen bien.
Besos enormes.
Y disfruta diciembre :D

Magamerlin dijo...

Santa paciencia, creo que las mujeres tenemos un don para comernos el coco para que hagan las cosas como hay que hacerlas.
Yo estoy con la táctica de que si tarda mucho en merendar no hay baile, un día lo hice y funciono, parece que de momento responde.
Un beso de la maga curiosa.

acoolgirl dijo...

A mi me parece genial lo que estás haciendo. Hacerlo tú hará que, al final, no valoren las cosas hechas por uno mismo.

Un besitooo

Alís dijo...

Voy a tener que ponerme firme como tú, porque a mi hija con casi cinco años aún la visto yo. Y no porque ella no sepa, porque cuando le apetece cambiarse de repente aparece con otra ropa. Tiendo a la comodidad de pensar que yo la visto en dos minutos, y flaco favor le estoy haciendo.
Me has dado un par de ideas. ¡Gracias!

Besos

Calvarian dijo...

Buena idea. Con mi hermano hay otra táctica. Hora límite para desayunar, suele hablar con los kellogs, y con todo lo animado e inanimado, claro. En fin, se le retira el desayuno. A la vuelta, lo primero que hace obligatoriamente es comer los Kellogs revenidos jajaja. Como disfruto ese momento....Cabronazo soy
Bésix

.A dijo...

lo dificil es convencer a alguien de que tiene que hacer lo correcto..
nos encanta tanto lo prohibido... :)

Menda. dijo...

Jjjjajjaaj, tus peques deben ser fabulosos, sin duda.

Dara Scully dijo...

¡ostras! la siguiente entrada que sea mona y adorable, porfa, que con esta me has metido un miedo a los niños que no te lo puedes ni imaginar.


(sonrisa)

Magnolia dijo...

Que buena idea!!! Yo hacía carreras, haber quien se vestía más rapido, el primer dia gané yo...

saludos,

kira permanyer dijo...

je,je felicidades, divertido post.

Rebeca dijo...

Cada vez que te leo, me doy más cuenta de lo difícil que es ser madre, y me entra el pánico, y la desolación de hacer las cosas mal en el futuro, cuando me llegue y cuando mi paciencia se agote. Te admiro, de verdad, de corazón.

Nieves LM dijo...

Paso nuevamente para desearte Feliz Navidad. Besos.

Menda. dijo...

Felices fiestas!!!!!!

Carlos dijo...

Felices Fiestas y que la mazcletá de sueños se cumplan todos en el nuevo año y seáis muy felices!!!

Mamareciente dijo...

Animo, que es un tiempo bien invertido

este es el diario

de una madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... que intenta seguir siendo y sintiéndose MUJER