Siendo madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... cómo mantenerme mujer.

jueves, 8 de abril de 2010

Rituales nocturnos

Cuando pregunto o leo libros de profesionales de la infancia, suelo liarme bastante, porque cada uno utiliza métodos diferentes para conseguir, supuestamente, los mismos resultados y cada uno da a entender que está en posesión de la verdad. Sin embargo hay un punto en el que coinciden todos esos estudiosos, al menos los que he leído o escuchado hasta el momento, y es que cuando los niños son pequeños, lo mejor que podemos hacer por ellos es marcarles claramente las rutinas. Y como para disciplinadas yo soy la que más, no tengo ningún problema en ese sentido. En realidad algunas veces pienso que me estoy excediendo con tanto hábito.
Acostarse es uno de esos momentos del día en el que vigilamos con más firmeza las costumbres, bueno, más que vigilamos, podría decir que vigilo yo, mientras mi marido les da un beso y sale de la habitación de los peques raudo y veloz partiéndose de la risa, creo que se ríe de mí porque ya sabe lo que viene a continuación. Hace unos cuantos meses simplemente entrábamos, les dábamos un beso y adiós muy buenas. No sé muy bien de qué manera me he ido dejando engatusar. El caso es que el momento de irse a dormir se ha convertido en un ritual en el que sólo me falta sacrificar algún peluche. Transcribo la conversación exacta, palabra por palabra, que mantengo una y otra noche con mis hijos, y que no se me ocurra cambiar una letra de sitio porque entonces tengo que volver a empezar.
Yo – Un beso chicos.
Pequeño – Mamá, dame dos besos.
Mayor – Mamá, primero te toca a ti un beso como a mí me gusta.
P – Buenas noches, dama.
Yo – Buenas noches, caballero.
M – Ahora te doy un beso como a ti te gusta.
Yo – Vale chicos, a dormir.
Ellos ¡¡LAS CANCIONES!!
– Bang, bang, bang, bang, bang – es la canción de chity chity bang bang pero super resumidísima.
M – Ahora buenas noches señor sol.
P – Buenas noches señor sol.
Yo, cantando cada día una canción diferente, me las invento según me convenga – Buenas noches señor sol, te doy gracias por la luna, con su manto cubrió todo el cielo de estrellas y ahora toca descansar. Vamos chicos, hay que irse a dormir que el sol ya se escondió, y la luna ilumina esta noche estrellada. Buenas noches señor sol.
Yo, ahora ya sin cantar– Buenas noches chicos, hasta mañana.
M – Mamá, deja la persiana entornada.
Yo – Ya está cariño.
M – Ah, vale.
P – Buenas noches señor sol.
Yo – Eso ya lo has dicho tú. ¿Quieres que deje la puerta entornadita?
P – No, bien.
Yo – Ya lo he dicho bien.
P – Bien es una manera fatal.
Yo, que no tengo ni idea de lo que significa y ya me empiezo a hartar un poco – Eso lo dirás tú. ¿Sí, o no?
P – Sí
Yo – Vale, buenas noches chicos, hasta mañana.
Y ¡por fin! cierro la puerta y me voy al comedor a ver cómo mi marido se muere de la risa. No sé, creo que el ritual nocturno se me empieza a escapar de las manos.

28 comentarios:

Alegría dijo...

En casa, la que se muere de las risas, soy yo. Los papeles en casa, están invertidos a esa hora.

Un beso, deja la persiana con algo de luz, y la puerta abierta;-)

MariluzGH dijo...

jajajaja... maravillosos y divertidos momentos, disfrútalos guapa ¡crecen tan rápido!

dos abrazos y un beso

Calvarian dijo...

Me temo que si...Que morro tu marido jajaja
Bésix

Inner Girl dijo...

Bien es una manera fatal.
XD

Camaleona dijo...

Alegría, lo malo es cuando me voy de viaje, que me tiene que llamar para averiguar cómo eran las preguntas, porque la mitad son sinsentidos...

MariluzGH, igual es que como sé que crecen tan rápido, intento alargar cada segundo un poquito más... y ellos también :(

Calvarian, hay veces que sale de la habitación canturreando y todo...

Inner Girl, yo esa tampoco la entiendo, y lo peor es que cuando se haga mayor ya se le habrá olvidado y no me lo podrá explicar... creo que me quedaré toda la vida con la duda de qué narices quiere decir...

EriKa dijo...

Yo no se si te pasa a tí, pero a mi por la noche me tienen que decir un montón de veces buenas noches, todo para que no me vaya de la habitación,y mi hija me pide que le cante una canción que le cantaba cuando era un bebé.El mayor quiere explicarme todo lo que durante el día no le a dado la gana contar y yo lo que estoy desando es que se duerman de una vez y ponerme el pijama, estirarme y cerrar los ojos.
Pero seguiremos con el ritual por que se hacen mayores muy pronto y luego seré yo la que quiera que me expliquen cosas a mí.
Besos.

Nieves dijo...

Guarda en tu memoria esos momentos, como oro en paño.

Luna dijo...

Mientras el ritual no se alargue eternamente no hay problema, ajajja.

Como te dicen por ahí luego creceran y estos ratitos ya no los tendrás.

Un besazo.

DIAVOLO dijo...

Sigo pensando que eres una auténtica "SuperMamá". Me encanta leer tus peripecias, y te tomo como ejemplo a seguir.

Besazos.

Annick dijo...

Cualquier cosa con tal de que se alargue la despedida .
Que lindura!
Ya veras como un día echaras de menos estos rituales ( te lo dice una abuela ...)

Besos desde Málaga.

barbaria dijo...

A mí me ocurre lo mismo con el mayor: el agua, que lo tape (de una manera especial), cuando está tapado quiere que le rasque la espalda y luego tengo que volver ataparlo...con el peque es más rápido: primero hay que acostar a dos muñecos, luago se acuesta él entre ellos y los coloca bien. Les doy un besito a tres cabecitas y les digo buenas noches antes de cerrar la puerta. Cualquier día llevo a un muñeco a la guarde...

Dara Scully dijo...

Creo que nunca podré tener hijos. Me faltan dos toneladas y media de paciencia.



(sonrisa de parte
de Cat)

Alís dijo...

Yo también estoy echando de menos las noches en que era un besito y a dormir. El ritual cada día se alarga más.
Me encanta cuando cuentas historias de tus hijos
Ah, y deberías dedicarte a escribir canciones infantiles. Me gustó mucho esa que inventaste

Besitos

Pequitas dijo...

jjajajaj para tu consuelo yo tmb canto pero canto la misma siempre (un poema que leí en un libro y le puse melodía hace como 10 años) de ahí no tengo mas dramas o uno q otro paseo para ir a beber agua.

Besote Camaleona :*

esta es mi canción de tooodas las noches ( pag 90 )

mmarde dijo...

Es un ritual complicado ¿no? No existe ninguna regla nemotécnica para acordarse... no me extraña que tu marido te tenga que llamar para preguntarte.

Luly dijo...

Yo a mi sobrina cuando era pequeña le contaba cuentos tales como "Blancanieves", "Pulgarcito" , "Caperucita Roja" bueno los que me se de memoria.

Besotes.

Montxu dijo...

Jajajaja, me he reído un montón, muchas gracias.


Un beso

acoolgirl dijo...

Es un ritual un tanto especial, no?? Pero es bonito... y es vuestro!!

A mi me gusta mantener ciertas rutinas... me parece una buena manera de hacer las cosas.

Un besitooo

Agua dijo...

jajajajjaj tus peques son geniales!! fijo que luego con tu marido a los dos se os cae la baba recordando el ritual nocturno :) Besos!

K a p p i e dijo...

Haha. Los tres son bastante tremendos. Tiene química xD


(:

Rebeca dijo...

ja,ja,ja, eso te pasa por seguir al pie de la letra todo eso que dicen los libros! debes estar tan mona cantando el "bang, bang ese" (perdóname que no esté muy al día de las canciones infantiles).

CG-FS dijo...

Y el clásico de rezar el ángel de la guarda no te funciona?!?! igual es más fácil.... jejejeje!

rOo RAMONE dijo...

Jajajaja qué bonito :)
Me los imagino traviesos y con unos ojos grandes llenos de brillo y sueños en las pestañas :D
Porque así lo parecen, todos unos magos de las vibras alegres.
No te canses!!
Tu eres fuerte y paciente,
nada se te sale de las manos.
Te mando un besote y un abrazo de oso,
echale ganas mamá bonita de esos gigantes!
mUa!

Camaleona dijo...

eriKa, exactamente eso es lo que intentan... alargar unos minutos el día...

Nieves, aquí quedan reflejados... para que no me olvide...

Luna, hay días que me tengo que enfadar y todo, porque ellos lo harían eteeeeeeeeerno.

Diavolo, todas las mamás somos las más super... para nuestros hijos, claro.

Annick, entonces seré abuela, y estaré encantada de que alaaaaarguen el momento ;)

barbaria, vaya, veo que tú también tienes trabajo con tus peques...

Dara Scully, nunca hay suficiente paciencia cuando se trata de niños, porque ellos necesitan que sea infinita, y, al menos la mía, es limitadísima...

Alís, cada noche cambio la letra para comentar algún superacontecimiento que les haya ocurrido a lo largo del día...

mmarde, no hay problema, si me pierdo ellos me reconducen... alguna vez he intentado "olvidarme" de algún trozo y ha sido del todo imposible.

Luly, yo cuando ejerzo de tía también lo hago... con los míos sólo si se acuestan prontíiiiiisimo.

Montxu, me alegro... un beso.

acoolgirl, los niños son pura rutina...

Agua, sí que es motivo de muchas risas entre nosotros también...

Kappie, los tremendos son ellos, yo sólo me dejo llevar...

Rebeca, si es que no hay que hacer caso de todo lo que cuentan...

CG-FS, pues fíjate que todo empezó con el jesusito de mi vida... conste que sé quién eres...

roo ramone, ah, sí, lo describes de maravilla... sus pestañas están llenas de sueños...

Camaleona dijo...

Pequitas, he visto el poema y es precioso... igual un día le pongo música y se lo canto... que aunque sean un par de chicos ceporros, a veces les gusta que me vuelva tierna con ellos :P

Cris (V/N) dijo...

Buen post, y me has hecho reir unaez más :) Te dejo un saco de abrazos y besos, por si te hacen falta!!

Comentarte que "tu-nuestra" ventana de Mallorca (sí, la de Chopin) ya está colgada, y que muchísimas gracias por tu colaboración preciosa, muasssss!!!

http://finestres-ventanas.blogspot.com/

SOMMER dijo...

Creo que si dejas de hacer ese ritual lo echarías muy pronto de menos, así que aprovecha cada momento y riéte con tu marido de las ocurrencias de los niños. Son fantásticos...

Camaleona dijo...

Cris, muchas gracias... me encanta ver la ventana de chopin en tu casa...

Sommer, ahora el ritual hasta tiene presentación y todo, como si fuera un circo... desde luego mi marido y yo lo disfrutamos un montón, y ellos más...

este es el diario

de una madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... que intenta seguir siendo y sintiéndose MUJER