Siendo madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... cómo mantenerme mujer.

martes, 20 de abril de 2010

De compras en IKEA

Necesitábamos algunos cachivaches para la habitación de los niños y como hacía años que mi marido y yo no pisábamos IKEA, teníamos muchísimo mono atrasado, decidimos hacer una visita relámpago. En Valencia no hay ninguna tienda ya que los dueños y señores del mueble de la zona se pelean con los políticos sin llegar a ningún acuerdo. Mientras los mandamases discuten, los valencianos tenemos que irnos a otras provincias a comprar esos muebles tan chulos y baratos, el más cercano está a tres horas en coche.
Mi hermana es clienta habitual, en cuanto llega le preparan alfombras rojas y le lanzan pétalos de rosas blancas, se lo sabe todo, así que le pedí ayuda para que nuestra visita fuese muy productiva a pesar de ir con los niños y ella enseguida nos planificó la ronda con todo detalle. La única pega es que en su planning había que salir a las ocho de la mañana, es que mi hermana es una campeona con tres hijos y todo, pero en mi familia lo más pronto que podemos salir es a las diez y media, minuto arriba, minuto abajo, así que el resto del día fuimos con retraso. No pudimos llevar a los niños a la zona de niños porque llegamos tarde y además el pequeño no daba la talla, se vinieron con nosotros a subirse en todas partes, a recorrer corriendo o llorando todas las casitas prediseñadas, probaron absolutamente todas las puertas de armario que encontraron, se tumbaron en todas las camas y sofás, hicimos una cola enorme para poder comer con los niños muertos de hambre, tuvimos que coger un carro cada uno porque si los dos peques iban en el mismo se peleaban, al final ya no sabíamos ni para qué estábamos allí, imposible pararse a mirar y comparar precios, imposible medir si nos cabían los muebles en la habitación, a mi marido todo le parecía inservible, y con razón, pero es que son cosas tan bonitas, al final pudimos comprar lo que habíamos venido a buscar, pero sólo la mitad porque el resto no estaba en stock, la vuelta a casa tardísimo con los niños reventados y agobiados, música de parchís y los payasos de la tele una y otra vez, conseguí poner un poco de música mía, pero tenía que explicar cada canción de qué iba, mamá a esta chica porqué no le quieren, mamá porqué le pegan, mamá porqué quema el amor, mamá qué es alma, cómo se hunde un corazón, porqué quiere volar, mamá porqué se quiere morir de pena, a quién quiere olvidar... los chiquillos tienen razón, todas las canciones son iguales. Normalmente voy encantada a todas partes con mis hijos, pero me juré a mí misma no repetir la visita con ellos. “IKEA y los niños”, sí, pero una vez esté todo colocado en su habitación.
Al cabo de unas semanas mi hermana me dijo que iba con una amiga a IKEA, en plan sólo chicas, que si me apuntaba. Me convencieron, soy chica fácil, y con un poco de sentimiento de culpa por dejar a mi marido con las fieras, volví al mismo lugar con ellas. En el viaje de ida nos contamos nuestras penas y tristezas profundas, cuando llegamos mirábamos durante media hora un plato o un vaso sin que nadie nos interrumpiera, cogíamos cosas que no nos hacían ninguna falta para dejarla tres secciones más allá, nos reíamos absolutamente de todas las cosas que cogían las otras porque no les iba a servir para nada mientras que nuestro carro estaba lleno de trastos inútiles, metíamos objetos inservibles en los carros ajenos, criticamos a los maridos a nuestras anchas, parecíamos unas locas desquiciadas a carcajada limpia, cambiábamos los carros o los dejábamos olvidados, al final del día mi hermana dijo algo graciosísimo pero le dije que me lo recordara en otro momento porque ya no podía reírme ni un segundo más, en el viaje de vuelta escuchamos doscientas veces la canción que le gusta a la conductora. No tengo duda, el lema de la tienda debería ser “Deja a tu marido y a tus hijos en casa y ven a IKEA con tus amigas”.

28 comentarios:

Amanecer* dijo...

Cuanta razón tienes.
Me ha encantado esa excursión de "sólo chicas" a IKEA. Es como volver a la adolescencia, con las amigas, y lo mejor de todo, criticar a los chicos, jeje.
Yo he ído tres veces, dos de ellas he tenido que salir volando de allí, tan desesperada que no encontraba la puerta, porque a mi pareja le entró un estado de ansiedad que casi se me queda allí.
La segunda, fuí la culpable la reconozco, le dije, anda vamos que eso te ocurrió porque no te encontrabas bie, de nuevo empecé a notarlo raro, y para afuera.
Pero no podía desistir y necesitaba esa dosis en vena, entonces llamé a mi hermana, le dije que estaba con el mono, y fue un día de lo mejor, :) hicimos lo que nos dió la gana sin que nadie nos dijera donde ir, nos desahogamos de lo lindo, y llegamos a casa nuevas.
Me gustan tus historias, porque en verdad cuentas el día a día de una madre con hijos, que quien ha tenido hijos se siente totalmente identificada contigo.

Besos.

Alegría dijo...

Yo voy sin niñas; con mi marido voy genial, aunque he de reconocer, que aún no he probado el plan "con amigas".
Te comprendo, el primero fue... estresante.
Un beso.

EriKa dijo...

Intento ir sin niños por que dos veces que he ido con ellos, me llevo la mitad de lo que he ido a comprar y la otra mitad con cosas para ellos que no me hacen falta, mareada perdida por que se me despistan y temo que se me pierdan.
Besos.

barbaria dijo...

jajaja, ¿por qué nos gustará tanto IKEA?. Yo voy con niños, el mayor se ueda jugando encantado en la zona infantil y el peque todavía se deja llevar en la sillita,con lo que se simplifican las cosas. He comprado muebles allí, y lámparas y juguetes y pronto pienso ir a por las cortinas... Sobre tod me encanta ¡lo barato que se come! y que los niños pueden trastear a sus anchas sin que niongun dependiente ponga mala cara. Ahora, en plan sólo chicas tiene que ser mejor.

aLba * dijo...

yo tambien me apunto a volver de compras a ikea:)
pasa un buen dia

Alís dijo...

Voy a tener que ir un día de éstos (es un decir) a Ikea, porque hay que ver cómo disfrutáis todos. Eso sí, iré sin niña e intentaré que sea como tu segunda visita.
Cómo me divierto leyéndote.
Besitos

acoolgirl dijo...

Ikea es un anto de perversión!! Vayas para lo que vayas... siempre vuelves cargada hasta los topes!!

La verdad es que si, te apoyo en eso de no ir con niños... porque total, los pobres sufren más que otra cosa... Al Ikea hay que ir como has ido tù... de cachondeo!! Jajaja!!

Un besazooo

Annick dijo...

Pero todavía se oye en el coche Parchís y los Payasos de la tele ?
Se lo ponía a mis hijas de pequeñas ( y tienen ahora 40 y 42 años )jajaja.

Vaya día de compras movidita , que horror !

Besos desde Málaga.

Calvarian dijo...

Po zi, la verdad es que no es el mejor sitio para pasar el día con los peques. Yo no lo pasaría allí ni sólo, ni acompañado por nadie jajaja. Muebles...quien quiere muebles, por no tener no tengo ni casa...jajaja ¡Que no me oiga mi madre que me echa! jajaja
Bésix

Magamerlin dijo...

Que diferentes días, mismo escenario pero otros figurantes.
Es bueno tener días para nosotras de vez en cuando, te deja como nueva.
Besos, hasta pronto.

Luna dijo...

Las amigas siempre lo hacen todo mucho más divertido.

Un besazo.

Yandros dijo...

Yo un dia fui con un amigo, cuando eramos solteros y estabamos montando nuestras respectivas casas.
Me compré una mesa de escritorio sobre la que tecleo ahora. Me dieron mal las patas. Estuve un mes llamando y decían que me las mandaban pero allí no llegaba nada. Al mes les dije que iba a volver a devolver toda la compra (unos 600 eurazos).
Al día siguiente me llegaron 3 juegos de patas. Les llamé para decirles que con uno me hubiera bastado. Quería que les devolviera el resto. Les dije que por supuesto, que vinieran a por ellas.
Cinco años después siguen por aquí. Así que si queréis patas de mesa, las tengo baratitas jajaja

Agua dijo...

Ir a IKEA es siempre toda una aventura la verdad, yo no lo soporto vaya con quien vaya acabo saliendo tirandome de los pelos!! jejejejej buen fin de semana!!!

María dijo...

Es entretenido ir a IKEA a mirar y comprar, me parece un sitio muy económico, que está muy bien, y hay de todo, pero sobre todo, si vas en compañía agradable lo pasas genial.


Muchos besos.

FELIZ FIN DE SEMANA.

Marga Fuentes dijo...

Es que a Ikea, sólo se puede ir con amigas o, en su defecto, sola. Hay mucho para cotillear, pensar en dónde lo vas a poner, para qué lo quieres...
Me encantó tu relato, tan explícito que hasta llegué a verte...
Un beso enorme, mi querida Camaleona.
Gracias por tu cariño,

Camaleona dijo...

Amanecer*, así que tú también has disfrutado de ikea como se debe disfrutar...

Alegría, cuando iba sólo con mi marido estaba bien, pero he provado el "sólo chicas" y es cien veces mejor.

EriKa, es que al final nos terminan mareando...

barbaria, tienes pinta de que te organizas super bien en ikea, como mi hermana.

aLba*, pues este fin de semana vamos a volver... ¡¡con niños!! si te apuntas, avísame y te quedas con ellos un ratito ;)

Alís, ni lo dudes, sin niña y con amigas...

acoolgirl, tienes toda la razón... cuando le digo a mi marido "cariño, si sólo voy a comprar unas sábanas" él me mira temblando de horror.

Annick, lo de parchís es cosa mía... tengo todos los CD's, y además comprados...

Calvarian, parece que entonces nunca te has enfrentado a ese dichoso momento del "bienvenido al mundo de las sartenes" o "bienvenido al mundo de las sillas" o "bienvenido al mundo de las toallas"

Magamerlin, ni te imaginas la dosis de buen rollo que me dio pasar ese día.

Luna, no estoy del todo de acuerdo... los hijos lo hacen todo mucho más divertido, menos ir a ikea :(

Yandros, ja, ja, ja... así que es mejor llevarse los muebles enteros... y en caso de no tener el mueble entero, ponerse en contacto contigo para negociar el precio...

Agua, la verdad es que a mí me encanta... y hacía taaaanto tiempo que no íbamos.

María, sí, es muy económico, sólo que al final termino con un montón de cosas inútiles :(

Marga Fuentes, también fui sola una vez que estaba de viaje, y fue de lo más relajante...

Dara Scully dijo...

Ostras, ¡yo tengo que hacer una visita a Ikea pero ya! (y pienso probar todas las camas de la tienda)



beso de mi parte
y de la de Cat

mmarde dijo...

En IKEA es muy gracioso también ver como se pelean las parejas de jóvenes que se están montando la casa, en plan: ELLA: ¿De cuál de los doscientos colores prefieres la toalla? EL: Me da igual. ELLA: Es imposible que te dé igual, preferirás alguno. ÉL: En serio, me da igual, elige uno y vámonos de aquí. ELLA: Es que no te implicas... etc... Entran ganas de acercarse a ella y decirle, ¡¡¡Prueba el plan sólo chicas!!!

SOMMER dijo...

Tu marido es un sufridor¡¡¡¡¡¡¡

Un ole para él ¡¡¡¡¡¡

El IKEA para las mujeres es igual que el Bernabeu para los hombres...

MariluzGH dijo...

jajajajajajajajajaja ¡¡por todos los confucios, qué estrés he pasado!!

Tengo ganas de ir a IKEA después de leer el post... niña ¿no has pensado pedirles comisión por la publicidad que estás haciendo? ;)

dos abrazos y un beso

Rebeca dijo...

ja,ja! niña, si es que lo primero era un intento de meterse en el Amazonas! y sí, me has hecho pensar que todas las canciones dicen lo mismo y algunas no son muy recomendalbes para la salud.
Desde luego que el efecto Ikea de felicidad absoluta no lo conocía.

Claire dijo...

Yo no he ido nunca pero tiene que ser como una aventura porque según dicen aquéllo es inmenso...
Con amigas también sería estupendo pero como lo viviste en plan aventura en familia suena genial.
Besos.

rOo RAMONE dijo...

Jajaja mi papá es medio desesperado cuando vamos de compras, pero sin duda mi hermana y yo lo necesitamos siempre, es el de el dinero
y el que dice echen lo que necesitamos, sin duda TODO necesitamos jajaja :)
Más que ir de compras, tu necesitabas un respiro sin tus pequeños arcoiris ;)
y qué bueno que lo disfrutaste,
te mando un abrazo y feliz día de la madre por el día de ayer :)
Sé que eres de las mejores, igual que la mía!
Besos bonitaaaaa!!

Tony Amesty dijo...

Es importante el saber que no se le ocurra a nadie ir un fin de semana......que estres por dios!!!

Un abrazo : )

Camaleona dijo...

Dara Scully, así que tú también eres una dormilona...

mmarde, ja, ja, ja... tienes razón, aunque antes no me pasaba, porque a mi marido parecía encantarle ir a estos sitios... ahora le entra el agobio nada más entrar...

SOMMER, ja, ja, ja... menos mal que le defiendes... me da la sensación de que te has sentido completamente identificado con él...

MariluzGH, me conformaría con que me pusieran las alfombras rojas igual que a mi hermana... pero me queda mucho para llegar a su nivel!!

Rebeca, si es que no hay nada como un niño para convertir en una chorrada la canción más romanticona del mundo.

Claire, lo he vuelto a probar este fin de semana con la familia y, bueno, no ha sido tan catastrófico como la otra vez. Me parece que todo es cuestión de organizarse.

roo ramone, mira que son pacientes los papis... sin gustarle ni nada, y aún así os anima a comprar de todo... las mamás somos las mejores para nuestros hijos, eso es lo que me dicen siempre los míos, será para que no se me suba a la cabeza.

Tony Amesty, vaya, parece que a ti tampoco te gusta ir de compras...

RICARDO MIÑANA dijo...

Estuve en una ocasion, vi un
inmenso almacen, lo cierto es que
todo a un buen precio.
buen post, un placer pasar por tu casa.
feliz semana.

Pezrojo dijo...

º +_´
´`| |¨*
´,|*|´-
.;`_´.
-- __,--.mp3*

Camaleona dijo...

Ricardo miñana, un placer verte por aquí.

Pezrojo, vaya, creo que me costará comprenderte.

este es el diario

de una madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... que intenta seguir siendo y sintiéndose MUJER