Siendo madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... cómo mantenerme mujer.

domingo, 18 de octubre de 2009

Una de esas madres

Pues sí, para qué engañarnos, yo soy una de esas típicas madres gordas, no de las que se pasa todo el día comiendo patatas fritas sentada en el sofá ¡ya me gustaría a mí! Soy más bien una de esas madres gordas que van corriendo de un lado para otro y que cuando ya es demasiado tarde me doy cuenta de que no tengo nada para comer, así que paro en cualquier gasolinera y me zampo un paquete de papas y unas cuantas chocolatinas. El efecto en mi cuerpo es el mismo que si hubiese estado disfrutando del paquete de papas en el sofá. A otros les da por no comer, pero para mí los nervios y la ansiedad tienen salida a través del hambre insaciable. Siempre he pensado que debería adelgazar por cada vez que consigo vencer a la ansiedad, más que por lo que al final termino comiendo.

También soy una de esas gordas que mira a las delgadas con envidia, cuando las veo monísimas y tan arregladas, que en cualquier tienda encuentran su talla y se pongan lo que se pongan les sienta de maravilla. Pero que nadie se equivoque, no siento absolutamente nada de envidia de las mujeres huesudas y aún menos de las anoréxicas, que a mí una 42 me parece perfectamente delgada y me da un montón de envidia también. Y aún menos he criticado nunca a ninguna mujer por estar delgada, que sé que en la mayoría de los casos su esfuerzo les cuesta.

Aunque ahora que lo pienso, cuando en mi juventud vestía una 42 ya miraba a las mujeres delgadas con envidia, así que creo que no tiene nada que ver con que ahora sea más o menos gorda, y que lo tenga más o menos superado, sino que tiene más que ver con que he sido, soy, y espero dejar de ser algún día, una de esas mujeres atrapada por las modas que marcan las revistas, las noticias, los anuncios, las pasarelas, al fin y al cabo cuando era una cría estaba convencida que de mayor sería diseñadora de moda.

Andaba dando vueltas a toda esta mezcla de sentimientos y pensamientos al enterarme de la noticia del tipo ese que ha hecho esas declaraciones, cuando he ido a dar el beso de buenas noches a mis hijos, y el mayor me ha preguntado con toda su inocencia: ‘Mamá, ¿cómo se generaron las primeras personas?’ como si me estuviese preguntando que cómo se fabrica el jamón serrano. Evidentemente durante unas centésimas de segundo me he quedado completamente bloqueada, porque hacía un minuto yo estaba regocijándome en la desgracia de ser gorda y no poder luchar contra ello y ahora mi hijo me sale con una de sus preguntitas, que últimamente está sembrado. Así que le he contestado: ‘Hay varias teorías, cariño, pero ahora mismo no tenemos tiempo de hablarlo, que tienes que descansar, recuérdamelo otro día y te lo explico todo’. Su cara se ha iluminado de felicidad, tiene curiosidad infinita y estas conversaciones le encantan, así que estoy segura de que no se ha quedado aquí y volverá a la carga.

Dejo para otro momento el tema de la envidia cochina que siento de las mujeres estupendas, y me pongo a pensar de inmediato en las teorías que existen sobre cómo se generaron las primeras personas… voy a buscar en la wikipedia a ver qué pone.

42 comentarios:

jordim dijo...

fluido como un río. la envidia es una de las cosas que mueve el mundo, aunque no sé hacia dónde..

K a p p i e dijo...

Ei
Esto está muy bien escrito.

Sólo hay que encontrar un motivo para lograrlo.
Y suerte con la explicación :) Sus hijos son la onda xD


Saludos !

Yandros dijo...

Me encanta jajajaja! Cuando tenga niños me pasaré horas explicandole cosas, con lo friki que soy yo jajaja.
Me ha gustado esta entrada porque haces un contraste genial entre lo superfluo y lo profundo. Nos preocupamos demasiado de lo superficial y buceamos poco en lo interesante. Precisamente anoche leía algo sobre el origen del hombre. A modo de resumen te diré que hace unos 50 millones de años surgió el género de los Catarrinos, se consideran los antepasados comunes del hombre, simios, gorilas, etc... Antes se veía la evolución como algo lineal pero en la última década se ha establecido una teoría arborescente, un conglomerado de especies que han ido surgiendo y desapareciendo. Hace unos 4-6 mll años los austrolopithecus poblaban la actual zona de etiopía, chad, tanzania...
Hará unos 2,5 mll años parece que surgió el homo habilis, que ya utilizó herramientas. a partir de aqui hubo muchas especies que fueron desapareciendo. Hará unos 35-000 a 40.000 años existían dos ramas de Homo: El Sapiens y el Neanderthal que coexistieron en la zona europea. Parece ser que los últimos neandertahles vivieron en el sur de España, zona de Granada y Almería, hasta que se extinguieron.
Somos la última rama de nuestra especie.
Si quieres profundizar busca en internet la teoría de la Eva Mitocondrial y la Teoría de la Explosión de Toba.
Y me voy que tengo que currar y me enrollo.
Explicarle la evolución a un niño debe ser muyyyyy complicado jajaja
Un saludo

Calvarian dijo...

Tu con tus dilemas y te sale el peque con eso...Menos mal...menudo capotazo le has dado.
Bésix

DIAVOLO dijo...

A mí particularmente sabes que me da igual si eres gorda, porque lo que sé es que eres "GRANDE", como madre, como mujer, como persona.

Envidias, complejos, inseguridades, etc... todos tenemos. Pero en los aspectos más importantes de la vida, creo que tú serías quien despertaría la envidia de muchísssssssssssima gente.

Miles de besos, querida amiga.

мαяια dijo...

Antes de nada: que no se te olvide contarme la respuesta, porque me ha dado miedo verme "en tu situación".

Supongo que todo se aprende, ¿no? Y que tras ir dando respuesta a otras cosas, una es capaz de llegar a escuchar esa pregunta sin salir gritando y corriendo ante el bloqueo...

Por lo demás... supongo que siempre se tiene envida (más o menos sana o cochina) de algo o de alguien, ¿no? Yo, por ejemplo, ahora estoy en el lado opuesto: "quiero verme gorda y no me veo tripa"

Mi madre dice que algo sí se nota, o que todavía es muy pronto, o... lo que se le ocurra en cada ocasión, supongo...

No lo sé, quizás también sea para que "esa chica tan delgada que va por la calle me mire y sepa que no se trata de tripa cervecera o de haber comido dulces, sino de algo mucho más importante". Supongo que inconscientemente pueda ser así, pero también estoy convencida de que nos pesan más otras cosas y que, en tu caso, una súper-mami es una súper-mami sin que importe nada la talla de su traje de heroína. ¿O NO? ;)

Un besazo!

ALMAGRISS dijo...

Desde luego menudo dilema... no sé que será peor, si lo de sentirse gorda... o lo de tener que buscar una explicación a la preguntita de marras... casi es más fácil sentirse gorda :)
Suerte con tu búsqueda

andando ligera dijo...

Cuando encuentres la explicación la publicas que tengo curiosidad, a ver de dónde se supone que salimos, jajaja.

Fdo otra gorda que tampoco se pasa la vida sentada en el sofá con papas. Ains más quisiera yo, ajajjaa.

Aunque me gusta más referirme a mí misma como jamona queda muy castizo, ajajjaja.

Besazosss.

Menda. dijo...

Jejejejje, ya hablé sobre eso en mi blog, creo que lo viste. Un saludo.

· Alba · dijo...

Tus nenes son la pera limonera, te salen con cada una que... Aunque siempre sabes lidiar con ellos con graan sabiduría ^3^

acoolgirl dijo...

Jajaja!! Genial la respuesta que le has dado a tu hijo... Creo que me la guardo por si algún día se me presenta una cosa igual.

Un besazooo

Camaleona dijo...

jordim, no puede ser buena...

kappie, el motivo lo tengo... lo que no tengo son las fuerzas.

Yandros, a ver cómo consigo condensar toda esa información en dos frases que le puedan resultar de lo más atractivas... además, todavía me quedará explicar la otra teoría.

Calvarian, pues sí, es que una no puede hundirse en el fango tranquilamente...

Diavolo, si consiguiera otra vez mi 42, o me conformaría con la 44... sería la repera...

María, no tengas prisa por la tripa... cuando llegue la recta final desearás que no sea demasiado grande... le hablaré de la ciencia y la religión de forma que no sean incompatibles, sino más bien complementarias. No hay trajes de heroína para mí, tengo que conformarme con los vaqueros... snif.

almagriss, prefiero cien preguntas como esa si por cada una que respondo me quito cien gramos de encima.

andando ligera, ja, ja, ja, yo me defino más bien como vaca lechera, que pasar por dos lactancias le hace a una muy sensible a estos hermosos animales...

Menda, gracias a la entrada que pusiste en tu blog y otros que leí anoche, me enteré de lo que el tipo había dicho, y busqué la noticia... y así estaba yo dándole vueltas al tema... pero se me pasó rápido.

Alba, eso es una capacidad que una no sabe que tiene hasta que es madre...

acoolgirl, es que ser consultora me ayuda mucho a evitar preguntas complicadas.

Estela dijo...

Yo juraria que había pasado por aqui..pero el comentario mio se ha esfumado...bueno pues lo vuelvo a poner...seguro que eres una gorda guapisisma que casi todas las que estan entradas un poco en carnes lo son y es la naturaleza de cada persona conozco amigas que se han operado y ahora ya no son tan guapas...yo mido metro y medio y siempre voy con los taconarros !Claro que me gustaria ser mas alta pero mi padre siempre me decia que las personas se las media de la frente para arriba...era una forma de consolarme pero ¡sabes? me siento bien soy bajita pero llego donde llega todo el mundo ¿o para que estan las escaleras?...Ahora te dejo con tu dilema de quien vino antes el huevo o la gallina preparate pues tus niños son muy listos.

Un abrazo!!!

Luly dijo...

Yo a pesar de que soy de contestura delgada igual me molesta ese rollito regalon, no hay caso que se pueda ir el re-condenado.:(

Los niños te hacen cada pregunta que te tiendes a quedar bloqueada y sin saber que responder.

Besos.

mmarde dijo...

¿Y qué me dices de los comentarios de la gente que te rodea? Una amiga (delgada por constitución) que te dice: "Lo que tienes que hacer es no comer tanto chocolate", y el marido que todo comprensivo comenta: "deberías hacer más deporte", o la mamá del cole que no trabaja: "es que tendrías que intentar comer mejor"... y tú mientras piensas "a tomar por culo, iros todos a la mierda" No es que sea muy elegante el pensamiento, pero en estos casos es perfectamente lícito.
Y frente a tanta incomprensión de los adultos, llega tu hijo y te aleja de tus pensamientos con una ¿simple? preguntita. Menos mal que nos quedan nuestros hijos.

sara dijo...

Tienes muchas razón Camaleona...

besitos

Sara

Dara Scully dijo...

Ahí estás tú, con tus dilemas, dándole a las neuronas, cuando de repente llega un renacuajo que te da una bofetada y te devuelve a la tierra. Y a ver ahora cómo le contestas a eso.


Cuando leo cosas de tus nenes me dan ganas de nenes a mí.


¡miau!

Pequitas dijo...

:o
Los chicos hacen caaaada pregunta! que sí a veces me bloqueo :p pero busco la forma para responder de la mejor forma, y en el auto ufff! ni hablar cuando voy camino al cole toda acelerada con un(a) tonton@ delante que no anda o va en camara lenta los chicos me hacen mil preguntas y ahí queda uno en jaque por el auto de adelante haciendo taco y los niños por detrás con sus preguntas difíciles :S
salgo del paso mija! y me pusieron mamá google jjajja por q a veces me reviento y les digo, para q está el compu? busquen en google entonces ellos me dijeron la primera vez, para q! si tu eres mi mamá google ♥ a lo q les respondo, eso hasta q Uds. sean grandes y luego vengan a enseñarme a mi.
Los chicos son asi, preguntones, síntoma de hambre por el mundo, de inteligencia, eso es bueno.

Con lo de la ansiedad dos cosas nuez de la india y unas pastillas chinas q le preguntaré bien a mi hermano el nombre quitan hasta las ganas de fumar.

( creo q hice un testamento :S )

Besotes Cama

Cris dijo...

Llevo con dietas toda la vida. De jóven era sólo un poco rellenita, curvas y tal. La vida y el apoltronamiento hicieron que sin deporte ni comida medio-sana casi llegara a los 80 (mido 1'62 aprox, bajita, vamos).... Hace dos años dije que apunto de los 40 no podía ser, y me puse manos a la obra. Total que sólo necesitaba el momento adecuado tanto física como mentalmente. Lo logré y ahí sigo, bajé 20 kg, y ya como porciones de pizza, arroz, pan, pasta y lo que sea, pero en pocas cantidades, y sí he aprendido, que aun con prisas, puedo comer algo más sano para mi mente sobretodas las cosas. Ante todo aceptarse como uno es, y cuando lo que ves no te guste, a ponerse manos a la obra. Como dice un amigo más arriba eres GRANDE, por ser mujer, madre, trabajadora, y por cuestionarte esa envidia sana, por que lo hacemos TODAS. Ánimos y un gran gran beso.... Por cierto, yo también tiro de wikipedia, anda que no va bien. Abrazote :)

YAIZA dijo...

Hola! Que tienes kilitos de mas?...y que, siempre dicen que lo que importa es el interior de la persona, jajajaja me rio de ello.
Cuando pasa una chavala o mujer madurita de muy buen ver, te vas a fijar en el interior, si pero del sujetador.
Si me fijo hasta yo, jeje.
Pues mira yo de jovencita usaba la 38 de vaqueros, pero la 38 de esa época era mas pequeña de la de ahora,y medía 1,70, digo medía porque he bajado 2cm, jaja, si hija la edad. Y sabes?, no quisiera volver a verme así.
Cuando empezé a engordar y llegué a la 42, todo el mundo me decía que estaba guapísima, que no adelgazara.
No, claro que no adelgazé, jaja engordé mas, y mas, y mas.....
Enfin que te voy a contar que no sepas.
¡¡Que somos las mejores!! ;)

Camaleona dijo...

Estela, el problema no sólo es estar gorda, sino sentirse gorda... eso es lo que tengo que superar.

Luly, me encanta que mis peques me pongan a prueba de esa forma... me obligan a tener la mente despierta...

mmarde, exacto, como si dejar de comer chocolate fuera taaaaan fácil, organizarse con las comidas cenas y demás fuese lo más sencillo del mundo, o encontrar el tiempo para el deporte lo más natural... menos mal que mis hijos me devuelven a la tierra.

sara, gracias por comprenderme.

Dara Scully, ni te imaginas qué bonitas me parecen tus palabras, y aún más que te entren ganas de pequeñajos en tu vida... ellos me hacen enfrentarme a mis monstruos, los que hasta el momento había conseguido torear, y por otro lado me simplifican, me obligan a buscar una visión fácil de lo que siempre me ha parecido complicado, y entonces los monstruos dejan de darme miedo.

Pequitas, ja, ja, ja... sé muy bien lo que dices... cuando su curiosidad acecha, a ellos les importa un pimiento que en ese momento el cielo caiga a trozos... quieren su respuesta y YA. ¿Nuez de la india? buscaré en google :)

Cris, tu comentario ha dado en el clavo en todo su sentido. Lo que no me gusta lo cambio, pero sólo cuando llegue el momento... y mi momento aún no ha llegado... estoy segura de que cuando me acerque a los 40 llegará el estado para cambiarlo. Todas las mujeres que rondan los 40 que conozco están ¡¡estupendas!! creo que es la edad de plenitud de la mujer...

Yaiza, ja, ja, ja... ¿dónde se van a acurrucar sino nuestros pequeñitos? yo soy como un almohadón con patas... y caben los dos de sobra...

YAIZA dijo...

Nuestros pequeñitos?...jaja y el grande?? jajaja.
Lo bien que se encuentran tan blanditos.

Besos.

Cris dijo...

Carpe Diem, amiga :)

Camaleona dijo...

Yaiza, es que no quería decirlo porque a mi marido no le gusta mucho que hable de él... pero sí, tienes razón... también los grandes están blanditos y acogidos.

Montxu dijo...

Gracias Camaleona por tus narraciones de tu vida cotidiana, son relatadas magníficamente, a mí me gustan y mucho.....

Gordos, delgados....En fín.



Agur un saludo.

Camaleona dijo...

Cris, pues sí, que la vida son dos días...

Montxu, respeto mucho el trabajo de tu blog, así que tus palabras me llenan... gracias a ti por decírmelo.

Gara dijo...

Como yo digo, con el tiempo todo se cae....

Mi problema es el contrario, la ansiedad me da por cerrarse el estomago y no me pasa ni el agua, perder pierdo peso facilmente, para recuperarlos.... aupa, no veas si me cuesta.

De todas formas, es lo de siempre, nunca estamos conformes con lo q tenemos.

Gorda no, Dama espléndida...

Besos

Paco Guerrero dijo...

eso es torear y lo demas tonterias,lecciones que da la vida.
un abrazo

SOMMER dijo...

Pero qué majo tu hijo. Vete documentándote...

Camaleona dijo...

Gara, mi madre es una dama... yo todavía tengo mucho que aprender.

Paco Guerrero, ja, ja, ja... menos mal que de momento se le ha olvidado...

sommer, majísimo... menos mal que me devuelve a la realidad y me hace mantener la mente y el alma activos...

VIVIR dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

¡PRIMA! TIENES MUCHO ARTE...

QUE MAS DA SI ESTAS GORDA O ESTAS DELGADA... LO IMPORTANTE ES ESTAR FELIZ CONTIGO MISMA Y QUE TE QUIERAS COMO TE QUIERES...

A TI TE DEBE PASAR LO QUE A MI... QUE TODO NOS CAE BIEN... HASTA LOS DISGUSTOS ... JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

YO BEBO UN VASO AGUA Y ORUTO JOÉ... JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA Y ME COMO UNA VACA RELLENA DE PAJARITOS FRITOS... JAJAJAJAJAJAJAJAJA

EL PROBLEMA ES CUANDO VAMOS A COMPRARNOS ROPAS,,, BUFFFFFFFFFFFFFF TELA MARINERA EN ESOS PROBADORES... ¿QUE? ...

QUE NOS QUITEN LO BAILADO ¿QUE NO?

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

UN BESO PRECIOSA

Camaleona dijo...

Vivir, pues sí, a mí todo me sienta de maravilla, vamos, que no le hago ascos absolutamente a nada... pero claro, luego llega el momento en el que uno tiene que vestirse... eso ya es otro cantar... ¡¡que nos quiten lo bailao!! sí señor...

AnuKa dijo...

¡Hola Camaleona!, me he colado en tu blog por el patio de Cris (Finestres). Me ha dado tiempo a echar un vistazo a tu blog, y si no te importa, me quedo por aquí. Me gusta tu forma de escribir, de contar, es fresca, es cercana. Te leeré más despacio.
Cuando quieras hacerme una visita, estaré encantada de que pases por mi blog.

¡Saludos desde Murcia!

Camaleona dijo...

Anuka, muchas gracias por tu visita... claro que me encantará que vengas a leerme siempre que quieras... paso a conocerte...

Luly dijo...

tienes un premio en mi blog pasa a buscarlo. Besos

Moa dijo...

Hola, ha sido un placer leer tu blog, gracias por pasarte por el mío....
Lo importante no es como eres por fuera, sino lo q transmites con tu presencia...
Todos tenemos complejos, cosas q no nos gusta... pero lo q hay q hacer es resaltar lo bonito q tenemos así quedará en la sombra nuestras "imperfecciónes"....
Seguiré leyéndote... Saluditos...

Camaleona dijo...

Luly, te he contestado en tu blog... http://lulysdiary.blogspot.com/ GRACIAS!!

Moa, bueno, un poco importante también es el aspecto, sobretodo hoy en día...

Cristina dijo...

Te encuentro de causalidad y me animo a leerte. Increíble reflexión esta del eso y volumen de nuestros cuerpos. Por suerte, creo que las mujeres nos medimos por nuestra inteligencia emocional que es lo único que nos ayuda a sobrellevar familia, casa, trabajo, menstruación y esos hacen en conjunto el handicap más pesado de cuántos existen. El resto no debería importar tanto. Saludos

Camaleona dijo...

Cristina, las mujeres tenemos todas las parcelas de nuestro cerebro conectadas, también la parcela del aspecto físico, y no puedo negar que no reconocerme ante el espejo hace que no me sienta estupenda.

Verònica dijo...

cuànto tiempo sin pasar! ya te imagino corriendo de un lado a otro, entre "esto que no me entra" y buscandole la respuesta a tu hijo.
Mirà, no soy gorda pero ahora mismo siento "envidia" o ganas de eso que vos contas, tener ya a mi familia y a un pequeñin que me cuestione con toda la expectativa del mundo...
Ya lo sabemos, como canta aterciopelados que lo importante, lo verdadermente importante pasa por otro lado y para empezar vos lo tenès puertas para dentro de casa!!! que lo sigas disfrutando, le contestaste ya??


un besote,

Vero.

Txispas dijo...

¿las primeras personas? jajaja, no me extraña que se te olviden tus fijaciones lorciles, jajaja

Camaleona dijo...

Verónica, desde luego lo mejor de tener hijos es que me hacen dejar de mirarme el ombligo para buscar respuestas a preguntas que siempre aparqué. Para este tipo de preguntas difíciles recurro a Erase una vez el hombre. Tiene unos capítulos con dibujos donde encuentras respuestas en forma de cuento.

Txispas, sí, ya ves... las primeras personas... como si tal cosa... pero tú ríete, que ya te tocará...

este es el diario

de una madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... que intenta seguir siendo y sintiéndose MUJER