Siendo madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... cómo mantenerme mujer.

miércoles, 4 de julio de 2012

Tres, dos, uno...

Hace un par de meses, me entró la locura de tenerlo todo preparado para cuando naciera el bebé. Me daba cuenta de que los preparativos no avanzaban de forma proporcional al tiempo. Mientras el tiempo volaba, la casa seguía exactamente igual, sin habitación para el bebé, sin carro, sin cuna, sin ropa... sin un mísero gorrito para ponerle cuando naciera. Y cada día estaba más nerviosa, y cada día dormía peor, y cada día mi marido tenía más y más paciencia conmigo.
Hasta que un día exploté, llorando medio histérica le dije que tenía que prepararle la habitación al bichejo y cambiar a sus hermanos de habitación, y tenía que dejar toda la casa como los chorros del oro, y tenía que lavar todas sus sábanas y toallas, y tenía que revisar la ropa de bebé que tenía guardada, y comprar lo que le hiciera falta, y había que conseguir un carro, y tenía que limpiar los coches, y tenía que arreglarme yo, y tenía que limpiarles a ellos (a mis otros hijos)... y todo eso tenía que hacerlo mientras seguía trabajando y con montones de contracciones. Mi marido me miraba y ¡claro! no entendía absolutamente nada, pero se quedó aguantando el chaparrón. Y me ayudó a preparar las habitaciones de los niños, la casa está más limpia que una patena, las abuelas y mi hermana le compraron lo que necesitaba, lavé toda su ropa y la guardé en sus cajones, los coches están relucientes, yo estoy arreglada y mis hijos de nuevo tienen el pelo corto.
Así que estoy preparada, mi bebé ya puede venir tranquilo que tiene un lugar limpio y aseado para vivir y sus hermanos no le asustarán con esas melenas de león que llevaban.
En menos de dos semanas, si todo va bien, le tendremos con nosotros.

10 comentarios:

Estrella dijo...

Jajaja, el síndrome del nido es una realidad, eh? Me alegro de que esteis todos (y todo) tan relimpios para recibir al bebé!

.A dijo...

dentro de nada habra mas felicidad :)

Yandros dijo...

Pues Feliz verano compañera!

Annick dijo...

Cuando a una futura mama le entra las prisas por limpiarlo todo , es que el bebe tardara poco en nacer .
Tu dices 2 semanas ...ummm sera menos !!!
Buena suerte ,y bisous desde Málaga.

Carlos dijo...

Esto sí que es realmente precioso, todo, cada momento, y sobre todo como el texto destella la esencia de lo humano, cada nervio, emoción, sentimiento.

Felicidades!!

encantadadelavida dijo...

Menos mal que tienes ese marido... y esa hermana y esa madre. El tiempo juega a tu favor, camaleona, aunque no queramos pasa, y los días que se avecinan pasarán y te encontrarás en una casa limpita, reluciente, sin dolor y con un niñito que va a ser un santo... ¡¡¡Rezo por eso todos los días!!!

Unknown dijo...

Felicidades !!!

Rebeca dijo...

¿eso no son cosas de las hormonas? ya te imagino llorando con la cara de tu marido y de tus hijos de circunstancias, pero chica, ¡tienes más que práctica!, seguro que todo está estupendísimo y ese bebe va a ser muy feliz. Tú sí que eres mi heroína, me empiezan a entrar ganas de ser mama, no lo había sentido hasta ahora pero me paso los días mirando como una boba a los bebes, las mujeres a veces somos más mujeres de lo que queremos.

Tequila Limon y Sal dijo...

El síndrome del nido existe. A todas nos ha pasado algo así... a mí me pasó las dos veces.

Halman Freud dijo...

Sí, eso pasa muy a menudo, yo lo veo siempre. Es que la ansiedad corre en algunos momentos de la vida. Yo vendo ropa de mujer por mayor y veo pasar todo tipo de gente por aquí. Es una buena experiencia porque dialogás con muchas personas.

este es el diario

de una madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... que intenta seguir siendo y sintiéndose MUJER