Siendo madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... cómo mantenerme mujer.

jueves, 26 de abril de 2012

El paso de la ballena

En el fondo sabía que algo había cambiado ¡¡y mucho!! en mí. Empecé a notarlo hace algunas semanas, cuando por la calle miraba con cierta envidia a las chicas que calzaban tacones y andaban como si tal cosa, con movimientos ágiles, contoneando caderas con un ritmo agradable. También me admiraba al ver andar a los chicos, con sus grandes zancadas, sus pasos rápidos y seguros. 

Para mí, salir a la calle es diferente, andar moviendo mi súper barriga que se apoya sobre mi súper hernia, se ha convertido en toda una odisea. 
Ayer se hizo evidente. Salí a la calle. Cogí aire. ¡Venga, tú puedes! Y empecé a andar. Muevo una pierna. ¡Bien! Muevo la otra. ¡Esto marcha! Muevo la izquierda. ¡Vamos! Muevo la derecha. ¡Si es que estoy hecha una campeona! Y sigo dando pasos, uno tras otro. Y me voy animando, tampoco está tan mal. Y así voy avanzando hacia mi destino. Al cabo de veinte minutos, en el suelo aparece la sombra de un ser humano que viene por atrás y avanza raudo y veloz hacia mi posición. Por la sombra y la velocidad deduzco que se trata de un tipo de edad media que está en forma. Se va acercando y cuando el dueño de la sombra alcanza mi posición me giro para ver si he acertado. Pues mira, va a ser que no. Se trata de una abuelita de unos doscientos años más o menos, con el pelo bien blanco atado en un moño, toda llena de arrugas, encorvada y con bastón incluido. Y la mujer, ni corta ni perezosa, va y me adelanta. Y no sólo eso, sino que en un abrir y cerrar de ojos me saca cien metros de ventaja. 
Está claro, ya no soy la que era.

Es definitivo, mi paso es como el de una ballena fuera del mar.

9 comentarios:

Shantal dijo...

Jjajajaja me has hecho reir,en breve se te pasara, y a cambio tendras una vida nueva en tus brazos.

Besos

.A dijo...

con esfuerzo todo se consigue.
y tu eres capaz de todo si te lo propones. un fuerte abrazo.

barbaria dijo...

Recuerdo esa experiencia, si además le añades que en mi primer embarazo había puertas por las que tenía que maniobrar para entrar comprenderás que entienda totalmente lo de la ballena.
Lo mejor de eso es que es una circunstancia pasajera. Ánimo.

Rebeca dijo...

¡Me haces reír! ¡Exagerada! ¡Seguro que estás guapísima con esa barriguita sexy! ¡de ballena nada!
lo que pasa es que esas abuelitas disimulan y en realidad están en plena forma.

VIVIR dijo...

primaaaaaaaaaaaaaaaa jajajajajajaja

¡que arte tienes joe!!!

¡vas sobrá !!! joe

Ole tuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu

Eres demasiao prima !!!

encantadadelavida dijo...

Con lo bien que se está embarazada... Pero si es el estado ideal :P

Marta Becerra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
primerizasevillana dijo...

Jajjaajaa! Pobre, pero qué exagerada! Seguro que tienes unos andares de mami divinos!
Por si acaso ten a mano el Arnidol, que yo no me veía la tripa (como ninguna) y me tragaba con las piernas todas las esquinas de la casa (mesas, puertas de lavadoras, hornos....)

Enhorabuena!

Camaleona dijo...

Shantal: es que lo de estar embarazada lo llevo fatal... para mí es una liberación deshacerme de la barriga.

.A, gracias por tus ánimos!!!!

barbaria, tienes razón, esto también pasará...

Rebeca, es verdad, como corría la mujer... seguro que se entrena a escondidas de sus hijos y sus nietos.

VIVIR, tú sí que eres grande!!!

encantadadelavida, eso dicen algunas... yo no he vivido ningún embarazo desde ese punto de vista.

primerizasevillana, en el agua sí, parezco más o menos una sirena, pero en tierra...

este es el diario

de una madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... que intenta seguir siendo y sintiéndose MUJER