Siendo madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... cómo mantenerme mujer.

viernes, 16 de marzo de 2012

Oración en Roma

Este verano estuvimos en Roma, y cuando fuimos a la "Bocca della Verità", entramos un momento en la Iglesia de Santa María in Cosmedin. Cuando estábamos dentro les propuse a mis hijos que podíamos aprovechar para dar las gracias a Jesús por algo realmente importante.

- Gracias Jesús por la familia tan buena que tengo - dijo mi hijo mayor, que es muy agradecido.

- Gracias Jesús por hacerme tan chulito - dijo mi hijo pequeño, que también es muy agradecido, a su manera.

3 comentarios:

.A dijo...

tu hijo el pequeño va a tener mucha iniciativa en la vida :)
un abrazo

encantadadelavida dijo...

Este no se te muere de hambre

Rebeca dijo...

jaja, siempre me parto con tus hijos. Chulito y ahora el del medio ¡menudo peligro!

este es el diario

de una madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... que intenta seguir siendo y sintiéndose MUJER