Siendo madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... cómo mantenerme mujer.

viernes, 19 de marzo de 2010

Diario de una fallera V

Esta mañana mis hijos ni se han inmutado con la despertà. Los falleros han tirado los petardos, la banda a tocado a traición, nos han lanzado tracas... todo debajo de su ventana, pero los peques estaban tan cansados que no han abierto ni un ojo. Mi marido ha preparado churros con chocolate para desayunar y luego hemos lanzado unos cuantos petardos, ellos encantados.
Los dos últimos días de las fiestas, en todos los barrios de Valencia lanzan mascletàs, con mayor o menor presupuesto, con más o menos pólvora. Así que entre las dos y las tres de la tarde, toda Valencia se llena de pólvora. En nuestro barrio también lanzan una y he podido bajar, es más, hasta he podido grabar casi en primera fila, es lo bueno de las mascletàs de barrio, que no ponen tantas trabas de seguridad, no estalla tanta pólvora como la de la plaza del Ayuntamiento, y podemos acercarnos más.

video

Luego a casa a comer y ya sin descanso a prepararse para la Ofrenda. El día de la Ofrenda es un día frenético para toda la familia, ya que vamos a casa de mi madre y nos vestimos todos allí: sus siete nietos, mi hermana y yo. ¡¡Una locura!!
Las más complicadas somos las chicas, ya que los moños cuestan un buen rato de tirones, gominas y agujas clavas por todas partes para conseguir plantar los tres moños y las peinetas en la cabeza. Y después el vestido, que una vez puesto ya no cabemos por las puertas, ni podemos casi movernos. Y a pesar de todas las incomodidades, el vestido de valenciana favorece muchísimo a todas las mujeres, y cuando lo llevamos puesto nos sentimos bellas y hermosas. Mi padre nos compró hace muchísimos años unas telas preciosas confeccionadas con seda natural en telares antiguos, aunque los trajes nos los hicimos hace poco tiempo, cuando ya íbamos con los críos a la Ofrenda.
Los chicos también se ponen muy guapos, antiguamente no tanto. Cuando yo era pequeña, sólo llevaban un traje negro y un fajín de color. Pero ahora los chicos se visten de torrentí o de zaragüells (dejo enlace para ver fotos de un indumentarista). A mi hijo mayor le visto de torrentí, con pantalones de paño por debajo de la rodilla y chaleco cerrado. Al pequeño de zaragüells, con pantalones de faldón de paño también, chaleco abierto y manto en el hombro. En cualquier caso, llevan calcetines bordados y fajín, haciendo juego con los colores del chaleco, y para los días de celebración religiosa, con pañuelo en la cabeza... muy elegantes.
La caminata es larga, pero lo peor ¡¡las esperas!! Después de estar parados un buen rato, nos avisan de que ya vamos, las filas se reorganizan rápido porque sino nos sancionan para el año siguiente, somos una falla muy numerosa y tardamos mucho en pasar todos. Mientras estábamos desfilando por la calle de la Paz toda la gente comentaba que la falla tenía un montón de críos, y es que son los que más llaman la atención. El momento de entrar en la plaza de la Virgen es el más emotivo porque ponen a una Virgen enorme y el manto lo dibujamos con todos los ramos de flores que llevamos a lo largo de los dos días de Ofrenda, los vestidores recogen todos los ramos conforme vamos entrando, y luego los colocan en el manto haciendo cada año un dibujo diferente. En la Ofrenda pasa mucha gente no religiosa, y sin embargo todo el mundo se emociona al entrar en la plaza y ver a la Virgen.
Esta noche también es la nit del foc, que es el día que se lanza el castillo de fuegos artificiales más vistoso de todos. Los pirotécnicos se saltan el presupuesto del Ayuntamiento para lucirse vistiendo con luces de colores el cielo de Valencia, aunque es de madrugada, de muchísima madrugada y yo hace unos cuantos años que no voy. En muchos barrios montan verbenas en la calle, así que se puede disfrutar después del castillo, hasta la mañana siguiente, después a tomar un chocolate calentito con buñuelos y a descansar para la cremà.
Si ayer estaba reventada, esta noche estoy para el arrastre. Sólo queda un día.

9 comentarios:

Annick dijo...

Ya he visto los trajes , que son todos muy elegantes .
Tus niños seguros que iban muy guapos .
Ahora a descansar un poco , para poder seguir mañana ( que ya es hoy )

Besos desde Málaga

Alís dijo...

Me encanta la pasión con que vives las Fallas. Supongo que eso es lo que hace que se perpetúen, con todas sus costumbres, generación tras generación.
Por cierto, la indumentaria es increíble, por hermosa y por variada, y eso que no encontré el traje de zaragüell, aunque con tu descripción me hago una idea.
Sigue disfrutando y contándonos
Besos

EriKa dijo...

Este año es como si estubiera disfrutando de las Fallas, leyendo lo que escribes me da la sensación de estar allí, a lo de los churros me apunto.
Besos.

Doña María dijo...

Me he quedado con las ganas de verte a ti y a toda tu familia vestida para la Ofrenda. ¿Qué tal estaría yo con un vestido de valenciana? ¿Favorece también a las que tenemos unas cuantas (muchas) primaveras?
Aprovecha los últimos días.

Yuria dijo...

Pues me has permitido conocer bastante de cerca las fallas.

Que os sigáis divirtiendo toda la familia. Saludos.

Pequitas dijo...

Cama una vez mas demostrando lo buena mamá y Valenciana q eres, quizás yo en tu lugar voy un par de días nomas pero tú, andas en todas.
Felicidades!
que bello es participar con los niños
cosas q nunca olvidarán
:)

( que me he puesto al día y te he comentado ;) todo todo )

Chauu

Marga F. Rosende dijo...

¡Que bien te lo pasas!

Saludos

acoolgirl dijo...

La verdad es que el manto de la Mare de Deu es precioso! Yo lo vi en persona hace ya unos años y me encantó.

Seguro que estabáis todos guapísimos!!!

Un besoteee

rOo RAMONE dijo...

Me encantaaaan los polvoríneees!!

este es el diario

de una madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... que intenta seguir siendo y sintiéndose MUJER