Siendo madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... cómo mantenerme mujer.

jueves, 13 de agosto de 2009

La escoba y el mocho

Desde hace varios años, la primera quincena de agosto alquilamos un apartamento de playa cerca de la oficina. Así yo puedo trabajar con sensación de estar veraneando sin tragarme colas gigantes para entrar y salir de la ciudad, y mi marido y los niños pueden disfrutar de playa y piscina con sensación de verano en pleno apogeo. Todos los años ocurre lo mismo, en cuanto pongo el pie en el apartamento sufro una transformación espeluznante.
Mientras el dueño del apartamento me da las llaves, me comenta lo bien que se han portado los inquilinos anteriores dejando el apartamento muy aseado y en muy buen estado, que justo ayer por la tarde estuvo la chica limpiándolo y dejándolo como nuevo, y que bla bla bla… Estoy segura de que mientras el dueño me suelta la retahíla de siempre, mi marido reza para que no me lo esté tomando muy en serio, porque sabe perfectamente que estas palabras son la causa principal de mi metamorfosis veraniega. Pero sus oraciones no son escuchadas, y yo estoy atenta, muy atenta y encendida, muy encendida porque mejor que yo no limpia nadie ¡JA! Así que, en cuanto el tipo sale por la puerta, lo primero que hago es echar a mi familia de allí, agarro la escoba y el mocho, y me pongo a limpiar como una loca, sacando suciedad por todas partes, demostrándome a mí misma que la casa no está tan decente, ni mucho menos, y que yo sí que la voy a dejar resplandeciente. Entonces me entra un montón de aprensión de ver la guarrería de otros ¡buaj!, limpio más profundo y encuentro más porquería aún, y bueno, así estoy hasta que mi familia vuelve, me miran un poco suplicantes en plan empezamos las vacaciones ¿o qué? y me convencen para que suspenda la operación “como-los-chorros-del-oro”. Pero no por mucho tiempo, en cuanto volvemos de donde sea, ya estoy enganchada de nuevo a la escoba o al mocho recogiendo lo recién ensuciado.
Mi marido no para de decirme con preocupación que tengo a la escoba y al mocho estresados, que nadie los utiliza tanto como yo, que a los pobres los dejo destrozados, que cada vez que me ven llegar sufren un colapso, y todo eso me lo dice sin saber que ¡¡barro y friego a escondidas!! Ayer mismo llegué de trabajar y después de comer me puse a repasar toda la casa mientras dormían la siesta. Por la noche, cuando terminamos de cenar, envié a mi marido a que tirara la basura y corriendo, corriendo me puse a barrer de nuevo la arena que habíamos traído de la playa, las hierbas de la piscina, las miguitas de la cena… En esas estaba cuando mi marido abrió la puerta, ¡me pilló con escoba en mano!, me miró muy seriamente, yo le miré con una sonrisa intentando que pareciera de lo más natural, y me dijo que debería hacérmelo mirar por un especialista. Yo me lo tomé como qué gracioso es mi marido, pero creo que no iba de cachondeo ¿estaré volviéndome rematadamente chalada? ¿pedirá el divorcio alegando locura estacional?
Y eso que todavía no ha llegado el último día, el día del remate final, donde el apartamento tiene que quedar impecable. Ese día es mi gran triunfo, todo el esfuerzo de estos días cobra sentido y ¡por fin! obtengo mi recompensa. Cuando el dueño venga a por las llaves acompañado de la chica que supuestamente limpia, se quedarán boquiabiertos, flipando en colores y me mirarán pasmados. Todo brillará a nuestro alrededor y yo pintaré en mi cara una amplia sonrisa de satisfacción ¡Mejor que yo no limpia nadie! ¡JA!

40 comentarios:

Montxu dijo...

Chiquilla, por el amor de dioooo..
suelta el escobón y disfruta de todo lo que hay a tu alrededor.

Lo siento pero estoy con tu marido, tienes que mirarte eso...jajajajaja....

Un abrazo para toda la famili...

DIAVOLO dijo...

Tal vez estreses a la escoba, al mocho e incluso a tu santo marido... pero a mí me produces un bienestar indescriptible.

Gracias por tu último comentario, por preocuparte por mí... la verdad es que me hace mucho bien, y lo necesito, así que sólo puedo sentir por ti cariño y agradecimiento a partes igualmente grandes.

Besos, querida limpiadora compulsiva.

J. eMe. dijo...

Como me suena todo esto... Me encanta estos relatos de tu apasionante historia veraniega...

Eres increíble, jajaja,. Eso del mocho y la operación “como-los-chorros-del-oro”. Me encanta.


Besos guapísima.

sara dijo...

Jajaja...camaleona. Vas a dejar a la escoba estresada.

besoss megalimpiadora.

Sara

acoolgirl dijo...

Madre míaaa!!! Estoy estresada sólo de leerte!! Jajaaja!!

La verdad es que, por una parte, te envidio, me encantaría ser más meticulosa con la limpieza... Adoro las casas limpias, pero es que me da una perezaaa.

Un besazooo

Mariluz dijo...

Es que si la gente no fuese tan "guarra" tú no estresarías ninguna fregona ni demás artilugios. Pero de todas formas, no te obsesiones con lo que diga nadie :-)
un abrazo "como los chorros del oro"

Dara Scully dijo...

Jajaja, qué grande. Y la pobre escoba sin vacaciones que se queda.


miaus para ti

estela dijo...

jjajajj se lo pones facil a la chica de la limpieza.
Vente pa mi casaaaaaaaa

jajajj

besos.

Pequitas dijo...

xD
me has hecho reír y verme tmb reflejada, resulta q para nuestras vacas tmb arrendamos depa frente a la playa y me pasa exactamente como a ti, como nos ven con niños recalcan q el depa está "en orden y limpio" ( unas indirectas para q lo devolvamos tal cual) pero !Ja¡ toda esa limpieza es por encima nomas por q lavo todo y barro hasta los lugares mas recónditos hasta ando con mis spray anti-araña... dejo la casa como nueva y los baños como para comer dentro :p . De q me tardo, me tardo pero no hay nada como instalarte en un lugar limpio.

Yo a Ud ... la entiendo
=D

Luly dijo...

jajajjajaja me he reído de lo lindo, por casualidad te pones un guante blanco y lo pasas por los muebles para ver si todavía están sucios.

Besos guapa.

Menda. dijo...

Claro, y la muchacha cobrará y te habrás llevado todo el trabajo .....ains, si es que estas madres son todas iguales, jajajajja. A la mía le pasa exactamente lo mismo. Tenemos un pequeño apartamento en el sur y cada vez que va, zas!!!!! Tres horas dale que te pego. En fin....¿será algo congénito?

Camaleona dijo...

Montxu, también he aprendido a disfrutar de "limpiar", qué remedio me queda...

Diavolo, aunque no siempre te lo diga, la preocupación está detrás de mis palabras.

J.eMe., es una expresión que utiliza mi madre muchísimo, tanto, que al final forma parte de mí :(

sara, la pobre está fatal...

acoolgirl, si a mí me pasa igual... pero la aprensión gana a la pereza...

Mariluz, a mí que no me digan que esa casa la habían limpiado...

Dara Scully, eso mismo dice mi marido, que la escoba necesita vacaciones urgentemente.

Pequitas... tú sí que me entiendes... nada más llegar (mientras nos entregaban las llaves) mis niños se escondieron debajo de las camas jugando, y salieron de allí llenos de pelusas y telarañas... ¡¡¡cuando lo veo casi muero patidifusa!!! y el hombre diciendo que la casa estaba limpísima...

Luly, pues ríete, pero eso lo hago para demostrarle a mi marido que no estoy tan loca... mira, mira (le digo) si es que por aquí no han pasado un trapo en la vida.

Camaleona dijo...

Menda, si yo siempre pienso que deberían descontarme del alquiler lo que le pagan a la chica.

Yaiza dijo...

Pues sintiendolo mucho, le doy la razón a tu marido.
Tienes un problema, pero la escoba y el mocho tambien lo tienen desde luego contígo.
Disfruta de tus vacaciones y deja la limpieza.

Me has recordado hace años cuando nos fuimos de vacaciones con las niñas pequeñas sin nada buscado como de costumbre pero esta vez nos fué mucho mas dificil encontrar porque mi querido marido no quiso que llevaramos la tienda por si acaso.
Despues de 8 horas recorriendo costa, llegamos a un camping y tenian una carabana, la verdad muy chula. Bueno pues lo primero que hice fue ir a comprar lejia, limpié toda por dentro, cajones cocina armario ventanas, y sobre todo la parte donde dormiamos, quite las sabanas y puse las que llevaba, no sin antes fregarlo todo bien, hasta la parte de la pared que daba en la cama. Una obsesión la verdad, pero me he relajado un poco en ese tema, tambien es verdad que no he tenido mas remedio, porque tenía a mi familia preocupada.
Ya sabes las próximas vacaciones les dices que saquen antes la escoba y el mocho del apartamento.

Un abrazo.

Camaleona dijo...

Yaiza, no si yo también le doy la razón a mi marido, te lo aseguro... pero ¡¡no puedo controlarme!! haré lo que dices, pediré que saquen todos los productos de limpieza de allí...

1 2 3 Por mi dijo...

Hola linda, espero te encuentres de maravilla, me sorprende todo lo que puedes llegar a hacer, es buena la limpieza pero tambien todo tiene su limite.
Saludos, si puedes pasate por mi blog, esta en proceso..
http://123-pormi.blogspot.com/

Besos, Bye
By: Jessica López

K a p p i e dijo...

Hahahaha
¡Cómo me encantó, demente de l limpieza! xD
Pfff... pero te comprendo, unque no de la misma forma y supongo que no tan extremo, también hago lo mismo xD. Pero es la onda tener un poco de locura en algo haha

Qué genial enserio
Y más aún porque tiene una meta, que lo hace valer la pena (porque lo vale ¬¬!)

Haha
En fin
Saludos :P!!

Calvarian dijo...

Es como si estuviera viendo a mi madre en sus mejores tiempos. Argggggg sois clones. En fin no se puede hacer nada, casos perdidos, irrecuperables para la causa.
Bésix y cuidado con la locura estacional y el divorcio jajaja

Marinel dijo...

JAJAJA,Holaaaa
Yo también paso a conocerte, y resulta que eres paisana mía!
Me has hecho reir,con tu amor hacia el mocho y la escoba,jajaja
A mí,me gusta la limpieza,el orden y el concierto,pero no que me gobiernen...
Uffff
Relájate,limpia lo que desees el primer día y luego por encima,sin obsesionarte,porque las vacaciones o lo más parecido a ellas,es justamente el hecho de alejarse un poco del estres!
Claro,que esa es mi opinión,por supuesto,jejeje
Encantada de conocerte.
Besos.

rOo RAMONE dijo...

Estoy segura de eso. A mi me pasa que cuando me estreso pongo música y baño a mi perra, nadie la baña sino estoy yo... a todos les salta y les corre, en cambio conmigo se pone quieta y hasta se acomoda. Para limpiar mi cuarto, está mi hermana (compartimos habitación) e iguaal, lo deja impecable :D
Jajaja y mi madre... waaah!! mi madre yo creo que es como tú en ese aspecto, y quiere hacer todo a la vez y lo raro, es que todo lo haceeee a la vez y bien!! :D
=)

Me duele la panza, yo creo que voy a acostarme :/
que hoy hice mucha taréa y todavía no acabo, asi que voi a levantame temprano, arrullarme ahorita con un libro y a ver que bonita semana resulta esta vez :D

Te mando un abrazo grande grande.
cuidate bonita ;)

mmarde dijo...

Tú y yo no podríamos vivir juntas... Desesperante. Eso es desesperante para los que te rodean. Y también seguro motivo de muchas bromitas.

Yandros dijo...

El exceso de orden es tan perjudicial como el exceso de caos jejeje
Estoy con tu marido, creo que deberías aprender a vivir con un poco de desorden jajaja
Un abrazo!

Deprisa dijo...

:-o

Ojiplático me dejas, vamos no es que vaya a decir que tu marido tiene razón, pero un poco extrema sí que es la cosa...

ArcoIris dijo...

Me gusta que todo este limpio...pero...me gusta aún más disfrutar el verano que se acaba pronto...y la vida son dos dias...te los pasaras limpiando...?

La Titanica dijo...

Yo odio la escoba.... no puedo estar todo el dia metida limpiando una casa..

RECOMENZAR dijo...

me encantó descubrirte volveré por mas ...........besos van

Estela dijo...

Menudas vacaciones se van a tomar la escoba y el mocho cuando te vayas...jejejje...la verdad es que cuando todo esta limpio se disfruta mucho mas del entorno..

Un abrazo!!!

Tony Amesty dijo...

Es graciosa esta estampa veraniega....pero recuerda que estas fechas son para descansar.

Un abrazo

Luly dijo...

camaleona tienes un premio en mi blog , pasa a buscarlo

Patricia dijo...

ja ja ja bueno despues de limpiar seguro te sentiste feliz y realizada al ver que tus nenes si podian jugar bajo la cama sin problemas!! esta bien, pero sin obsesiones no?
besos, que disfrutes tu verano al 100%!!

Awi dijo...

Si el sitio cumple con lo minimo de decencia me hago de la vista gorda... Pero si te sientes feliz limpiando, do it!

Gema dijo...

Buenas
Ya ando de vuelta por estos lugares.
Si es así mira, podríamos haber echo un intercambio de casas, una "nueva" forma de verarnear que ahora esta de moda, así me hubieras dejado la casa mas limpia que los chorros del oro.
Recibe un fuerte abrazo

Inés dijo...

Camaleona, me has hecho llorar de la risa, qué risa te lo juro!

escribes maravillosamente bien, cada vez mejor, tienes mucha facilidad de expresión y conectas desde la primera palabra.

He vuelto de mis vacaciones y de mi periodo de reflexión sobre el blog y he vuelto más o menos igual jajaja ;) más descansada eso sí, que no es poco.

Te he echado de menos, cómo estás?gracias siempre por tus palabras y amistad,
Muchos besos,

Allek dijo...

hola! he regresado
lo puedes checar..
un abrazo!

Caprice dijo...

Hola, soy Gara, como bien dije, sabia q un día regresaría y de nuevo me encuentro entre vosotros, vengo a invitarte a q inicies conmigo esta nueva travesía, por el Jardín.

Besos.

SOMMER dijo...

Es la escoba de bruja la que utilizas?

Camaleona dijo...

1 2 3 Por mi, es cierto que todo tiene su límite y también que el límite de cada uno se encuentra en diferentes puntos… el mío es justo limpiar diez veces al día… bueno, quizás no tanto pero casi…

K a p p i e, desde luego tengo un objetivo muy claro… y es que cuando mis hijos se metan debajo de una cama no aparezcan tosiendo y llenos de pelusas.

Calvarian, superadas las vacaciones sin divorcio… buf, por esta me libré… ya veremos el año que viene.

Marinel, en realidad me estresa mucho más que una casa esté sucia a tener que limpiarla…

rOo RAMONE, yo también compartía habitación con mi hermana que era muy desastrada y yo super ordenada… ahora, cada una en su casa, nos queremos un montón y casi ni peleamos… 

mmarde, pues sí, la verdad es que se traen mucha juerga con mi manía de limpieza, pero me da igual, yo lo quiero todo bien LIM-PI-TO

Yandros, para mí ya he reducido bastante el nivel de desorden con el que puedo convivir… y poco a poco el caos come terreno al orden… ¡en fin! ¡qué le voy a hacer!

Deprisa, ja, ja, ja… en parte puede tener razón… pero yo también… y como no le fastidio con que lo tiene que hacer él, pues en el fondo sólo se ríe de mí y ya está…

ArcoIris, a mí es que me gusta MUCHO que todo esté limpio… qué le voy a hacer, si tiene razón cuando me dice que debería hacérmelo mirar.

La Titanica, la escoba me odia a mí.

RECOMENZAR, muchas gracias…

Estela, gracias por comprenderme…

Tony Amesty, descansar es cambiar de actividad…

Luly, muchas gracias… sé que vengo con retraso pero prometo ponerlo…

Patricia, verano disfrutado al 200% te lo aseguro, limpiando y todo…

Awi, para mí el mínimo de decencia pasa por que mis hijos puedan arrastrarse por toda la casa sin aparecer negros.

Gema, si al final tendré que cobrar y todo por la limpieza a fondo que les hago a todos…

Inés, muchas gracias por tus palabras… puedes estar segura de que para mí tienen mucho valor. Me alegro de tu regreso, en cuanto me organice un poco paso a verte.

Allek, pasaré a verte.

Caprice, me alegro mucho de tu regreso… pasaré a visitar tu nueva cara.

SOMMER, ojalá fuera así… al menos podría decirle con mi embrujo que limpiara todo ella solita… pero no, no, nada que ver…

Nerina Thomas dijo...

No vasa cambiar amiga, genio y figura hasta la sepultura.
A mi también me gusta el orden y la limpieza.
Pero eso si, no descuides a tu marido, aunque sabemos que a ellos les gusta todo limpio.
un abrazo amigaaaaaaaaaa

Nerina Thomas dijo...

Bienvenida!!
Es natural que te suceda ello, sobre todo si lo has pasado de maravilla!!
Viste? valió la pena preparar y deshacer las valijas. Has vivido plenamente!!
un cariño

Camaleona dijo...

Nerina Thomas, he disfrutado de lo lindo este verano, y además sabiendo en todo momento que estaba haciendo exactamente lo que quería hacer.

este es el diario

de una madre, esposa, hija, hermana, nuera, tía, cuñada, amiga, trabajadora... que intenta seguir siendo y sintiéndose MUJER